Garino y Vildoza, felices de estar nuevamente en el campo de juego (Fotos: Baskonia)

Pese a que no está controlada la pandemia, en el viejo continente de a poco la situación se va normalizando y uno de los equipos que volvió a las canchas es el Baskonia, equipo en el que hay dos jugadores argentinos en la plantilla de primera (Luca Vildoza y Patricio Garino) y un tercero entre los juveniles (Lucas Sigismonti), aunque estos últimos todavía siguen en sus casas como prevención.

Mientras los jugadores estuvieron en sus casas en cuarentena, llevaron a cabo los trabajos por videoconferencia, o teletrabajo, como es conocido este término en España. Desde ayer, el equipo profesional de Vitoria ya trabaja en la ciudad deportiva BAKH, que fue sometida a una total desinfección antes de recibir a los deportistas y cuerpo técnico.

Tras varios exámenes médicos realizados entre domingo y martes a todos los integrantes del plantel, luego de 63 días ausentes retomaron las actividades este jueves bajo estrictas medidas de seguridad. Los basquetbolistas llegaban desde las 9:20h cada 15 minutos, entraban de a uno con mascarillas, guantes, pelota y toalla personal y, en la puerta del establecimiento, les tomaban la temperatura corporal.

Dusko Ivanovic, entrenador del equipo, elaboró un plan de trabajo de 75 minutos en la que los jugadores lo reparten entre trabajos en cancha y gimnasio, todo de manera individual para evitar el contacto entre si. El establecimiento, al tener tres canchas cubiertas, permite que entrenen hasta seis jugadores al mismo tiempo en cancha, uno en cada mitad, facilitando el desarrollo continuo de las actividades.

Mirá cómo se llevó a cabo la primera práctica del equipo tras más de dos meses de inactividad: