Salto inicial en el último encuentro entre Franca y Bauru (Foto: NBB)

En medio de la crisis sanitaria que se vive en Brasil, tienen la mente puesta en poder retomar las actividades deportivas y desde la federación del estado de San Pablo se presentaron algunas medidas para poder hacerlo. En el comunicado arrojaron varias posibilidades, desde hacer que los jugadores utilicen protectores mientras están en el campo de juego hasta reducir a un 30% la cantidad de espectadores.

En primera medida, se estableció que la intención de volver a las actividades y competiciones está sujeta a un requisito fundamental, como lo es la finalización de la cuarentena. A su vez, dividió al mismo en tres fases: «Regreso a los entrenamientos«, «Seguimiento» y «Durante las competiciones«. En ellas especificaron distintas disposiciones de acondicionamiento en los diferentes lugares, tanto de entrenamiento como de juego, para poder evitar al máximo el contacto entre los protagonistas y así preservar de la mejor manera su salud.

A continuación aclararon que tanto los jugadores como los entrenadores, oficiales de mesa y árbitros deberán cumplir ciertas normas al momento de llevar a cabo un juego. Por ejemplo, los deportistas deberán llegar al menos 45 minutos antes del partido para poder desinfectar sus manos, brazos y rostros y acudir con sus propias botellas de agua y toallas personales debidamente identificadas, jugarán con máscaras de protección y solo podrá haber 10 jugadores por equipo. Si se encuentran en el banco de suplentes, deberán estar separados por al menos 1,5 metros de distancia entre ellos.

Del cuerpo técnico solo podrán estar presentes el entrenador principal y un asistente, deberán usar máscaras también y dar a conocer su temperatura corporal antes de salir para el estadio. En la mesa de control deberá haber un tarro de alcohol en gel de al menos 400g o un litro de alcohol para ser utilizados durante y después de los juegos. Cuando el partido se detenga por alguna infracción, sustitución o cualquier motivo, la pelota será desinfectada antes de retomar el juego.

Se estableció que antes de la reanudación de las competencias todos los jugadores e integrantes de los cuerpos técnicos deberán ser testeados para evitar la propagación del virus en el caso de que alguno lo tenga en su cuerpo aunque sea asintomático. Pero no solo se harán al inicio, sino que también sugieren que lo hagan de manera semanal. Si hay algún caso positivo, deberá ser aislado por 14 días y solo podrá regresar una vez terminado ese plazo si el nuevo test da negativo.

Cuatro son clubes paulistas que cuentan con jugadores argentinos entre sus filas, o al menos lo hicieron hasta la última temporada de la NBB: Bauru (Lucas Faggiano), Franca (Leonel Schattmann), Rio Claro (Enzo Ruiz, Fabián Sahdi y Juan Pablo Figueroa) y Sao Jose (Agustín Ambrosino, Diego Figueredo y Guido Mariani). A raíz de lo sucedido con esta liga, que en principio iba a terminar con un playoff entre los 12 mejores ubicados pero después resolvió dar por finalizada la competencia, habrá que esperar para saber qué sucederá con ellos en el caso de que efectivamente los clubes decidan jugar el torneo estadual en los próximos meses.

Leé el comunicado completo acá.