Foto: Matias Garcia

A pesar de que ya es casi una certeza que la Liga Nacional continuará en un formato reducido con los mejores ocho equipos de la temporada, en 3×3 Radio seguimos recorriendo el presente de todos los clubes. Hoy fue el turno de La Unión de Formosa. Por eso hablamos con su entrenador Daniel Cano, sobre los jugadores, la realidad en una de las provincias que no ha tenido casos de COVID-19 y cuales pueden llegar a ser los planes a futuro.

El oriundo de la ciudad hizo un análisis de lo que fue la 19/20 para el club, cuáles fueron las fallas que tuvo como entrenador y los objetivos que pretendía alcanzar. En cuanto al miedo por el fondo de la tabla, Daniel fue muy claro: «Nunca se me cruzó por la cabeza la idea de que fuéramos a pelear por el descenso». Cano también explicó el rol del líder de Alexis Elsener, que ya lleva cinco temporadas con el equipo y es «un formoseño más». En cuanto al futuro, aún no hubo mucho tiempo de sentarse a hablar sobre continuidades, pero pronto habrá una reunión donde ambas partes expondrán si existe o no una intención de seguir este proceso.

Escuchá la nota completa con Daniel Cano:

«Estoy en la camioneta, estoy a las afueras de Formosa haciendo trabajos para despuntar el vicio, la verdad que viene complicada la cuarentena y quedarse encerrado. Gracias a Dios acá en Formosa hubo una conciencia sanitaria importante, cerraron la provincia, los que entran tienen que hacer cuarentena obligatoria y por eso no hemos tenido casos. El dengue está un poco más complicado, pero bueno, es cuestión de tener un poquito de consciencia y amor al prójimo, cuidarnos y cuidar a los demás sobre todo a los adultos mayores. Tratando de que todo esto pase para poder volver a lo que tanto amamos que es el básquet.

Acá en Formosa el mini estadio tiene un albergue para 100 personas, en El Cincuentenario hay 250 camas para cualquier eventualidad. Hay una política sanitaria muy buena. Estamos preparado para esas situaciones, la gente está ayudando bastante. Ver nuestras canchas ocupadas por camas nos crea una situación compleja, pero el motivo es importante y estamos para ayudar en lo que se necesite.

Tuvimos el contacto normal vía telefónica con el plantel. La primer semana nos pudimos juntar con algunos jugadores para hacer fundamentos y parte física, después se impuso la cuarentena. El Preparador Físico se comunicaba diariamente con los jugadores nacionales y extranjeros. Los foráneos hace dos semanas volvieron a su país, los nacionales ya están retornando a su lugar de origen. Obviamente que estamos extrañando, necesitamos modificar algunas cosas para ver cómo sigue todo esto. Veo un poco verde la vuelta, calculo que en un par de meses esto tiende a normalizarse y estaremos preparados para eso.

Yo creo que es una solución válida para terminar el torneo, no sé si Formosa estaría dispuesta a hacer algo así, no hablé con Mario (Romay) en estos días. Hoy por hoy acá en Formosa la prioridad es la salud y no sé si podrían organizar algo así, las canchas están ocupadas. Me hubiera gustado estar entre los ocho primeros, pero fuimos irregulares y no tuvimos la contundencia que podríamos haber tenido con el plantel. La Liga está un poco rara, no había equipos chicos. Salvo quimsa y San Lorenzo que marcaban una clara tendencia, todos estábamos peleando, tratando de dar un sprint final. Nosotros veníamos de ganar a Comunicaciones y Platense con dos jugadores menos, encontramos la química del equipo y tratamos de ir para adelante, y justamente pasa todo esto. Pero bueno, lo primero es la salud.

Yo trato siempre de no arreglar por más de un año, obviamente que me tengo que reunir con Mario, Él está abocado a la pandemia. También ahora llega el Presidente así que esta con todo ese tema, y quedamos que este fin de semana nos juntamos a hablar. Obviamente que está en su parte querer una vuelta y de mi parte ver si renovamos o no, esto es difícil, depende mucho de la parte gubernamental y las decisiones políticas influyen. Desde el año 2004 que se jugó TNA y Liga Nacional de forma ininterrumpida, los que estaban en la misma situación no pasaron más de 4 o 5 años en primera, y para La Unión es todo un logro. Creo que es viable que estén, tienen una patente en la liga y no la van a desperdiciar. En cuanto a lo personal, veremos si hay intenciones de ambas partes de seguir, y si no es así agradezco, paso la mano y seguimos cada uno nuestro camino. Hoy no sé qué decirte, necesitamos si o si pasar esto, esta incertidumbre para planear a futuro.

Yo soy local, mi casa es La Unión, y mi segundo hogar es donde duermo. Tuve 12 temporadas como asistente y una como entrenador jefe, obvio que quiero seguir, pero son decisiones deportivas. Tendremos que ponernos de acuerdo, uno piensa que pasó en la temporada y bueno, fuimos irregulares, no fuimos contundentes, pero creo que estábamos encaminados a un buen sprint final. Son cosas que suceden, nos armamos para estar cómodos, ganábamos dos partidos más y nos metíamos en un pelotón del medio y teníamos un fixture que nos invitaba a soñar. Cada vez que me hablan de La Unión, es algo muy especial, dejé mas de la mitad de mis años profesionales en este club.

De mi parte nunca se me cruzó por la cabeza el ir para abajo, siempre supimos que podíamos ir para arriba, el equipo estaba bien, con muchas ganas, estaban unidos, los muchachos sabían que no teníamos mucho margen y queríamos ir para adelante. Ni antes ni ahora pensé en la parte más fea que es pelear por el descenso. Con los partidos que teníamos, con el volumen de juego y la química podríamos haber hecho algo bueno, ahora son conjeturas. Si lo vuelvo a pensar tampoco se me cruza por la cabeza pelear por el descenso.

Más que nada me sorprendió el trabajo, sabíamos que éramos un equipo que necesitaba química, de la forma que se trabajó, tener jugadores como Elsener, Maldonado que nos daban muchas cosas, Fernandez y Vassirani estaban bien, Felipe Pais había vuelto con todo y ni hablar de Facu Giorgi que era uno de los baluartes, era el capitán fuera de la cancha, adentro lo era Alexis. Demostraron hasta en los peores momentos mucho profesionalismo, ellos siempre querían salir y trabajaban para eso.

Alexis es un formoseño más, jugó para formosa en el argentino, tiene su pareja acá, ya va por cinco temporadas y obviamente se sorprendió cuando lo elegí como capitán, pero él era el líder dentro de la cancha. El que manejaba muchas veces el estado del equipo era Facu Giorgi. Si le preguntan hoy, creo que se va a querer quedar a vivir en Formosa, es uno más, es muy querido por la gente, Él es La Unión, todo el mundo lo conoce, es la imagen del equipo, también así estaba Maldonado, que tenía su tercera temporada, como Torín Francis. Lo de Alexis es un fenómeno que no se dio con ningún otro jugador en 16 años.

Somos animales de costumbres, tenemos que adaptarnos, me gustaba mas como se jugaba años atrás, mas con mi filosofía, tener sistemas defensivos más definidos. En las ofensivas poder darle más importancia a los detalles. La Liga es muy física, hoy un jugador con buen estado y un poco de tiro puede triunfar. Obviamente que tenemos que buscar jugadores que se adapten. Se han perdido el juego lindo, hacer cosas simples pero efectivas, se jugó mucho 1 vs 1, y también se volvió al 2 contra 2, y muchas veces me tuve que adaptar. Me gustaba el juego de pases y con más detalles.

Creo que se juega así por el éxodo de jugadores de primera línea. Hay muchos jóvenes con mucho futuro que con el correr de los años van a tomar esas situaciones y van a jugar mucho mejor al básquet. El éxodo de 20 o 30 jugadores hicieron mella en la liga porque marcaban tendencia, hoy por hoy que en Brasil haya bases que acá son primera línea es una tendencia.»