En la mañana de martes en 3x3 Radio hablamos con Enzo Ruiz, el jugador que en la última temporada de NBB defendió los colores de Rio Claro. En la edición 19/20, habían sumado 13 victorias y 13 derrotas, y se colocaron en el puesto número nueve de la competencia. Tras la suspensión del torneo, retornó a la Argentina con su familia y se encuentran en Sunchales, una de las localidades que no presentó casos de COVID-19 y que ya permitió la apertura de varias actividades, tales como los gimnasios y las intalaciones deportivas.

El ex Quilmes de Mar del Plata explicó cómo es su situación contractual en Brasil, cuál fue su balance de la máxima competencia en el país vecino, y los planes a futuro con respecto a su trabajo. Enzo explicó que hubo charlas con los dirigentes para continuar su contrato, pero que aún resta la confirmación de Renata, máximo sponsor de Rio Claro. También habló de los pros y contras de la NBB, y su visión para un futuro éxodo de argentinos.

Como no podía ser de otra manera, también dejó sus recomendados para este aislamiento que están sufriendo varias ciudades de la República Argentina.

Escuchá la nota completa:

"Gracias a dios estamos bien, despues de venir de Brasil hicimos los 15 días de cuarentena obligatoria, Sunchales sigue sin casos, ayer comenzaron a liberar las actividades, ahora puedo ir al gimnasio. Lo que estamos viviendo dia a dia es una locura, hay que ocupar la cabeza en lo que se pueda hasta que todo vuelva a la normalidad.

Ahora en grande me pregunto por qué pasé por tantos equipos, la verdad no sé, pero no me arrepiento, de todo se aprende, de todos los clubes aprendí, de todos los entrenadores, de las ciudades saqué la mejor. Ojalá que sean muchas más.

No he parado de entrenar, en total me he tomado cinco días y después me mantengo entrenando siempre. Hago 3 rutinas diferentes al día, a la mañana trabajo con un entrenador de Brasil, después pesas en el gimnasio y a la tarde una rutina aeróbica. Me siento bien, obvio que los entrenamientos no son lo mismo que cuando estás en competencia, pero trato de mantener la intensidad.

El contrato se terminó; era por una temporada. Estamos hablando por una posible renovación, quería que siga por un año, pero estaba el problema de que en Brasil los equipos dependen de un solo Sponsor, que si un día no está más el equipo desaparece. El patrocinador era Renata y todavía no había dado la respuesta de seguir o no, tenían la confianza de que continúen, así que me liberaron para negociar con otros equipos, pero si este sponsor se mantiene, se pueda dar la vuelta.

La verdad no le cierro la puerta a nada, esto es trabajo, y si me toca estar en argentina lo haré y si tengo que estar en Brasil me siento bien, me trataron espectacular, mi juego había mejorado con respecto a Bauru. Hay que ser sincero, la parte económica juega a favor en la liga de Brasil, así que estamos preparados. La prioridad la tiene Brasil, si surge una posibilidad en Argentina también puedo quedarme.

Allá en nuestro caso, nos cumplieron el 100% del contrato, los clubes más grandes habían cumplido en diferentes partes, pero la mayoría de las instituciones cumplieron de diez. Todo jugador que va está en Blanco, es un empleado del club, para salir te hacen firmar papeles y te dan un bono y eso no lo teníamos en cuenta, con esa tranquilidad estamos siempre. Allá es muy distinto el básquet, se juegan posesiones cortas, para mi juego salgo beneficiado, porque no se piensa mucho, por ahí son pocos los equipos que hacen un básquet diferente que son los que hacen la diferencia, como Franca o Flamengo, que juegan más parecido a la liga. Los jugadores son atléticos, son altos. Si se cambiara la forma de juego podría ser una liga más fuerte.

El jugador argentino y el técnico está muy bien visto en Brasil, los entrenadores y los preparadores físicos nos consultan sobre nuestra forma de trabajo. Creo que la próxima temporada puede haber más argentinos y uruguayos en la NBB, más que nada porque con la crisis el valor del dólar ha subido y perjudica a la hora de contratar americanos, otra cosa que no deja de ser importante es que a la hora de hacer los papeles es más fácil hacerlo para uno del mercosur que para los norteamericanos.

Lo que menos me gusta es el como se juega, por ahí tenemos tres partidos en siete días y después tenés que esperar 20 días para esperar un partido, diez días para jugar dos. Es lo único negativo de la liga, los viajes son buenos, los equipos que tienen distancias cortas se hacen bien, tienen contratos con líneas aéreas. Los clubes, las canchas están bien. Lo único negativo es el formato. Allá hay muchos partidos todas las semanas, que los pasa ESPN, Fox Sports, tienen muchos programas que pasan los juegos, eso también modifica el formato de la competencia."