En la mañana del jueves, en 3x3 Radio, hablamos con Lautaro López, el argentino que tras su paso por el básquet nacional emigró a Europa para sumarse al Baskonia. Allí fue parte del equipo B, así como también fue parte del roster en Liga Endesa y Euroliga, donde llegó a debutar de manera oficial. Ahora el jugador se mudará hacia Eslovaquia, donde jugará para el BK Inter de Bratislava, último campeón de la competencia.

El ex San Lorenzo de Almagro habló sobre esta nueva oportunidad profesional, así como también de las enseñanzas que le dejaron estas temporadas en España. También charló de los planes a futuro tanto en los equipos como en la Selección Argentina.

Reviví la nota completa:

Estoy en Vitoria, España, armando las valijas para irme, el 5 de agosto tengo vuelo.

Se bastante poco, el entrenador me llamó hace poco y me comentó un poco el proyecto, le dije que quería ir y experimentarlo por mi mismo. La liga local es bastante dura y va a ser dura para nosotros, porque somos un equipo joven, los equipos mas competitivos son de mitad de tabla para arriba. Y jugamos una liga adriática para ascender a otra liga.

Obviamente eso fue lo que más me cautivó. Al principio claudio, mi agente, me había comentado de esta oportunidad, me dijo que era bueno, que lo piense, después yo hablé con el técnico y me gustó el proyecto. Me dijo que iba a tener muchos minutos, en una liga con muchos partidos.
Nosotros jugamos un torneo una categoría más baja que la Liga Adriática, el equipo que gana eso, juega Euroliga. Vamos a tratar de ganar un lugar para jugarla.

No tengo pasaporte, estoy trabajando en eso, la gente del club me iba a dar una mano para conseguirlo.

Festejé el título del Baskonia porque me invitaron, creo que en un posteo que hice en instagram me sinceré diciendo que me sentía parte, pero no me atribuía el logro porque bueno, no es que competí, pero estuve todo el año con los chicos, entrené todo el año con ellos. Con Toko tengo buena relación, nos hicimos muy amigo a lo largo de esta temporada y cuando dijo esas palabras me sentí muy bien, que se haya acordado de mí, y de los que no pudimos viajar. Para mi fue un gesto super lindo y en su momento se lo agradecí.

Olvídate, imagínate para mi, que venía entrenando. Hice la pretemporada con el equipo y estaba en un buen nivel. Estaba bien física y mentalmente, después de eso se lesionó Luca en Rusia, y el entrenador me había comentado que iba a ver cómo estaba él. Lo metieron a Luca en el plantel el mismo día, pero la idea era que yo juegue. Después tuve esa recompensa de entrar tres minutos. Pasó muy rápido, pero tuve esa sensación hermosa. En la primera posesión me tocó defender a Micic, así que imaginate, pasé de verlo por la tele a jugar contra él, una locura.

La verdad que estoy muy confiado a nivel personal, creo que mejoré muchísimo, creo que fue el año que más me entrené, cambié mi ética de trabajo, antes era bastante vago a la hora de trabajar y pulir detalles. Al estar todos los días con el primer equipo de Baskonia te das cuentas que es gente que llegó y entrenan todos los días para pulir los detalles. Esto de la ética de trabajo me lo inculcó Toko y me hizo ver muchas cosas que antes no veía, empecé a trabajar y a pulir mi cuerpo. Este año estuve al 100% y me voy al 100%. He seguido entrenando, me iba a tomar vacaciones, pero dije que no, que iba a seguir entrenando y que iba a ir como un camión.

Antes por ejemplo, iba al gimnasio y entrenamos, no metía muchas horas extra de dribbling, pase o tirar al aro. Cuestiones de fundamentos, después cuando entrenamos hay una cámara que graba el entrenamiento y el post y pedí que me hagan cortes de video donde tomaba malas decisiones para verme jugar, entonces cambié mi técnica de tiro, la postura, el balance en el tiro, me siento más fluido con el tiro, cosa que antes no pasaba y físicamente me siento mejor. Quiero verme ahora.

Es muy diferente el trabajo. Cuando tenía 13 años me decían que no había que ir al gimnasio y es mentira, acá se trabaja desde muy temprana edad, hacen un seguimiento con los chicos, no utilizan cargas elevadas, trabajan la postura, trabajas para estar fuerte. A los 16 que haces el cambio físico, vienen más preparados y hacen el salto más rápido. Cuando llegue tuve un seguimiento más personal, cada tres meses revisaban si había mejorado la contextura, el movimiento, y son cosas que en Argentina sentía que no se hacían.

A veces si, siempre tengo como un objetivo en mente, que es llegar a jugar en buen nivel, pero tampoco me gusta generar expectativas, porque siento que no tengo un año bueno y parece que no llegás nunca o te desmotivas. Me gusta ponerme objetivos en el día a día, ir mejorando y no enloquecerme. Si pienso muy a largo plazo, pienso en lo que quiero hacer y no disfruto el día a día. Antes me pasaba mucho y lo fui cambiando, quiero aprender a disfrutar, volver a disfrutar el jugar y ser protagonista.

En mi cabeza me imagino como un recorrido de cómo me gustaría que fuese mi carrera y es como lo planteas. A los 25 me gustaría estar en un equipo de acb y tener una buena temporada regular y dar el salto a Euroliga, y estar en un buen club, lo pienso obviamente, pero no quiero enloquecerme, quiero ir con el día a día.

Me veía jugando bien. Este año, que entrené con el equipo el entrenador se acercó y me recomendó ir a otro equipo y por un tema de pasaporte no se dieron muchas oportunidades en LEB oro e incluso en acb, pero claro, yo no tenía pasaporte. Entonces se me complicó, pero me veía jugando y eso fue lo que más me enojó, que por una cuestión de papeles no se me dio.

La convivencia fue genial. El primer año convivimos todos en una residencia del club, comíamos y entrenábamos todos juntos y generamos química muy rápido. Creo que el primero fue uno de los mejores años. Después le segundo año mucha gente se fue a jugar a otros equipos, el primer equipo tuvo muchas lesiones y no pudimos generar un buen equipo.

La selección para mi es un sueño. Todos los torneos de la selección te agarran en el verano, es un compromiso, me encantaría ser parte de la selección, es un camino muy largo y hay mucha gente buena, sobre todo en mi puesto, es un reto personal poder formar parte algún día de los 12, pero bueno, los últimos mvp de la liga endesa fueron bases así que para mi es una motivación enorme."