Diego Figueredo, nuevo jugador de Plateros de Fresnillo, pasó por los micrófonos de UCU Radio para hablar sobre su desafío en la Liga Profesional de México (LNBP). Además, el base se refirió a su presente y afirmó que no cierra las puertas para volver a jugar en Argentina. En México, será compañero de otros dos argentinos: Alexis Elsener y Ale Diez. Reviví la nota completa:

"Estamos buscando alternativas, todos sabemos que los vuelos están permitidos a partir de septiembre, pero por haber jugador en Brasil, quizá pueda viajar desde Brasil a México. Estoy esperando un trámite de visado y son todas alternativa", contó el base que jugó la temporada pasada en San José de la NBB de Brasil. 

"Ya estuve con varios argentinos en otro equipo y eso ayuda mucho a la adaptación del equipo. Hablé un poco con el entrenador y pienso que se puede armar algo lindo y puede haber buena química para ser competitivo. Cada vez hay más argentinos en la competencia", afirmó el ex Libertad de Sunchales.

"Algo que me mueve es la ganas de superarme o desafiarme. La incertidumbre de con qué te vas a encontrar, me generó haber tomado la decisión. Cuando hay un desafío se vuelve a generar eso que siempre tiene un deportista, y por eso no es solo por lo económico. Mi sueño siempre fue jugar La Liga, la jugué y me gustaría volver en algún momento, pero me encontré con que me gustaba más el protagonismo y la presión que te genera la situación de ser extranjero. Quizá eso era un poco lo que me hacía falta". 

"Me tomó de sorpresa la propuesta de Plateros, estoy muy contento porque se abre otro panorama, es una competencia muy distinta a la de Brasil. Que hayan muchos argentinos está bueno, el año pasado en Brasil, me pasó que no conocía mucho y ahora a la mitad de quienes tengo que defender, los voy a conocer y eso está bueno. Mi idea era seguir jugando afuera, sin perder el ojo de lo que pasara en Argentina y cuando se presentó esta posibilidad no lo dudé ni un segundo. No descarto volver a Argentina, estoy abierto a cualquier propuesta".

"He cambiado un poco la posición, no soy un base anotador solamente, al entrenador le gusta ese equilibrio que estoy teniendo. Quiere que haya comunicación entre el entrenador y el base y estoy de acuerdo. Todas las semanas estamos hablando". 

"No hay edad para seguir progresando, sigo teniendo las mismas características y son las que me han abierto las puertas y me han abierto las puertas a otros equipos y a los ojos de otros entrenadores y no hay que descuidar esas armas individuales".  

Foto: Archivo