Álvaro Castiñeira pasó este miércoles por los micrófonos de Paso Cero, en UcU Web Radio, y opinó sobre la situación actual del básquet argentino. Con el Torneo Federal como principal temática, el entrenador soltó: “Creo que tiene que haber una reestructuración, un barajar y dar devuelta”.

¿Es el momento de cambiar?

Para profundizar más, el técnico, de último paso por Lanús en el Torneo Federal, analizó: “No sé qué puede pasar, yo no soy especialista en armar torneos ni tengo tanto conocimiento de cómo están los clubes, pero sé cómo está el país, y a priori los clubes no están del todo bien. Me parece que en un país como Argentina tener 110 o 120 equipos profesionales es un exceso, me parece que no estamos capacitados para tener esta cantidad de jugadores ni estructura en los clubes para sostener un deporte profesional, y después de esta gran crisis va a estar peor”.

Muchos fueron los rumores sobre la disolución del Federal, el tercer escalón del básquet nacional, que la propia Confederación Argentina de Básquetbol se encargó de desmentir. Sin embargo, resulta imposible no querer conocer la opinión de los protagonistas: “Me parece que está bien que el básquet profesional, independientemente de quién lo maneje y cómo se llame, tenga dos categorías. En esta circunstancia hay que poder bajar los costos operativos. Hoy, con los presupuestos que van a tener los equipos de cualquier categoría, que van a ser muy bajos con respecto a los anteriores, me parece que hay que bajar los gastos de logística y ver cómo se organiza un torneo nuevo con la crisis que estamos viviendo”.

Escuchá (y mirá) la entrevista completa

Si bien siempre destacó que esto se trata de una simple opinión, de manera muy cautelosa, Castiñeira agregó: “A mi me parece que tiene que haber una reestructuración del básquet básicamente por lo económico y además también creo en los torneos regionales. Esos torneos tienen que volver a tener prestigio, los chicos de talento pueden jugar en esos niveles en sus clubes de origen y no tener que emigrar al básquet profesional. No se si tiene que haber dos o tres categorías, si tiene que existir o no el Federal, no tengo tan claro como funciona eso, ni cuántos equipos están en condiciones de tener básquet profesional. En líneas generales debe haber una reestructuración de todo, no se por qué el básquet debe quedar afuera de eso”.

Además, profundizó y ejemplificó lo dicho con respecto a los torneos regionales: “La tercera categoría tienen que ser los torneos locales, porque no tienen ningún gasto operativo. Si vos tenés un chico que juega bien y en vez de llevártelo a un torneo federal a un pueblo a 100 kilómetros, donde le tenés que dar casa y comida, para que juegue un torneo mas o menos, si vos ese torneo lo hacés local y le das la posibilidad de crecer me parece que cumple con lo que yo creo a priori que es bajar los costos de logística. Pero insisto, capaz yo digo esto y los clubes dicen ‘no, nosotros estamos bárbaro’, y no hace falta. Pero a priori me parece que es mucho deporte profesional para un país como Argentina. Es mucha cantidad de equipos profesionales para un país como el nuestro”.

En cuanto a La Liga Nacional que se aproxima, también opinó: “Yo creo que va a ser una Liga muy compleja, la A va a tener dos o tres extranjeros menos por equipo más los jugadores que se fueron, los chicos van a tener muchas posibilidades, muchos jugadores de Liga Argentina van a subir, va a haber una renovación de entrenadores también. Las épocas de crisis son de renovación y de cambio, esta va a ser una liga similar a la de 2001, 2002, 2003, con pocos extranjeros, muchos jugadores de primera camada, de éxodo para Europa”, dijo, aunque aclaró, que, por supuesto, “los mercados son otros”.

En línea con lo anterior, Álvaro continuó: “Va a haber entre 70 y 80 jugadores menos en la A. Eso es un montón. Muchos equipos armaban en base a extranjeros y 2 o 3 nacionales, todo eso desapareció. Para ser mas claro: no se si lo que estoy diciendo es lo correcto, lo que sí creo es que no se puede mantener la misma estructura porque las cosas cambiaron. Me parece de necio, si hay 100 jugadores menos y los clubes no pasan económicamente por un buen momento, no pensar en hacer algo distinto con estos nuevos cambios. A mi me parece eso a ojo, no tengo claro cuáles son los cambios, pero si que tiene que haber cambios”.

¿Un torneo de juveniles?

Ante la pregunta sobre la posibilidad de que el tercer escalón del básquet profesional incluya una grandísima mayoría de jugadores jóvenes, el ex DT de Ferro respondió: “Me parece que el deporte profesional tiene que ser profesional, el desarrollo está puesto en otro lado. Me parece que los chicos que tienen que jugar son los que juegan bien, y sí tiene que haber una pequeña protección con la cantidad de fichas, pero no una categoría nueva. Creo que los chicos crecen jugando con adultos”.

Además, agregó un ejemplo: “Lo afectivo tiene que ser casi imprescindible. Por ejemplo, yo a Nicolás Laprovittola lo traje de Morón a Lanús. Él jugaba en Morón con 16 años y había 300 personas, el torneo era bueno, él le pegaba a la punta del tablero, y todos le decían ‘bien, Nico, bien igual’ y el otro seguía jugando. Ahora, si es profesional a los 16, y lo ponen en una situación profesional y él le pega a la punta del tablero, y le exigen como si fuese profesional, ese jugador no se desarrolla. Entonces me parece que los grandes tienen que jugar con los grandes y los chicos, para crecer, deben jugar con los grandes, y si además pueden estar protegidos afectivamente hasta los 16, 17 años, me parece que sería la frutilla del postre. No exigirles a los chicos que sean profesionales a tan joven edad”.

Para finalizar con el tema, concluyó: “Entonces, si vos armas una competencia que a priori quiere ser profesional y ponés a los chicos, a mi no me cierra por ningún lado como idea. Ahora, si vos me decís que hacés un torneo de juveniles a mí me parece bárbaro, que jueguen los mejores juveniles con los mejores juveniles. Profesional siendo menor, es una mezcla que no termino de entender, porque para mí, los chicos para crecer tienen que jugar con grandes y un torneo de juveniles con la responsabilidad de los profesionales, a mí no me parece”.

El talento vale para todas las categorías

El entrenador mencionó también que la próxima Liga Nacional va a traer oportunidades para los jugadores que vienen del segundo y tercer escalón del básquet profesional, y puso buenas expectativas en ellos: “Creo que hay un montón de jugadores que pueden subir de categoría, mas de los que uno sospecha. Pero también hay que entender que esta liga, no la última, pero las anteriores, era una liga muy poderosa con equipos de mucho dinero, con presupuestos muy altos, entonces los entrenadores no tienen por qué arriesgar a jugar con chicos. Si a mi me dan 7mil dólares por mes para elegir a un tres, no voy a traer a un jugador de TNA, porque si además me va mal los dirigentes me pasan factura, entonces traigo a un extranjero y si le va mal lo cambio. Que me parece que está bien, no hay una crítica”, explicó, y cerró: “Pero sí me parece que hay un montón de jugadores que pueden jugar el TNA y pueden hacerlo tranquilamente en la A. Hay jugadores muy talentosos que lo pueden hacer bien. En esta liga que va a ser de menor jerarquía porque los mejores jugadores se están yendo y los extranjeros que teóricamente jerarquizan la liga no van a estar, tranquilamente pueden dar un salto de calidad. Muchísimos jugadores. Yo creo que los buenos jugadores de TNA, todos pueden jugar en la A”.

Sobre el cierre de la entrevista, Castiñeira aclaró: “No tengo contrato con Lanús, no tuve ninguna charla para renovar, así que estoy en el mercado”.