Diego Gerbaudo, nueva incorporación de Peñarol de Mar del Plata, pasó por los micrófonos de UCU Radio para contar todos los detalles de su nuevo desafío, después de su paso por Puerto Montt en la Liga Profesional de Chile, hasta la suspensión de la competencia por la pandemia de coronavirus.

Reviví la nota completa:

«Estoy muy contento por volver a La Liga. Estábamos viendo que podía pasar en Chile o en otra parte de América y es una alegría enorme la de poder volver. Carlos Romano es un entrenador que siempre te saca tu máximo, va de frente todo el tiempo, lee muy bien los momentos del juego. Tuve una charla con él y me dijo que quería contar conmigo, yo le dije que estaba esperando a ver que pasaba con Chile y después decidí arreglar en Peñarol», afirmó el experimentado base.

«Me gusta mucho el equipo que está formando Carlos en Peñarol, él sabe mucho. Tiene buenos juveniles y las dos fichas mayores la ocupen Rodrigo Acuña y Franco Pennacchiotti, dos chicos importantes que han jugado muy bien la Liga Argentina y quieren demostrarlo en La Liga, tienen calidad y pueden demostrarlo», expresó el ex jugador de Salta Basket y Atenas de Córdoba, entre otros equipos, de 1,80 metros.

«Me cayó todo de golpe lo de la pandemia, cuando me dijeron que se terminaba la competencia no quería saber nada. Pero tuve que entender que había una pandemia que nos estaba afectando a todos. En Chile habían pocos contagiados hasta ese momento, en Puerto Montt nada de casos y estábamos para pelear por el título y fue una lastima que no se haya podido continuar». 

«Pude seguir entrenándome fuerte, no bajé los brazos. Tuve a mi familia siempre apoyándome todo el tiempo que no pude entrenar antes de llegar a Puerto Montt».

«Arrancamos a entrenar en cancha en Oliva hace dos meses, pero después hubo 300 afectados y nos pusieron cordón sanitario», afirmó el cordobés.

Foto: Víctor Moreira

Artículo anteriorSegundo extranjero para Atenas
Artículo siguienteNicolás Laprovittola: «Quedarme en el Madrid es lo que quería»