Foto: Clarin

Tras la reunión que llevaron adelante Gerardo Montenegro y Fabián Borro con el Ministro de Deporte y Turismo de la Nacion, Matías Lammens, en Triángulo & Dos se habló del posible formato que se le quiere dar a la Liga Nacional: Dos burbujas de diez equipos cada una, con sedes a designar. Por eso se sumó a la charla, entre otros invitados, Diego Grippo, Presidente del Comité de Crisis de la Asociación de Clubes y la Confederación Argentina.

Diego explicó el proceso de modificación del protocolo (que ya había sido presentado hace unos meses), para adaptar la vuelta a los entrenamientos de los distintos equipos. También evacuó las dudas que podrían surgir con respecto al proyecto de burbujas en cuanto a la complejidad y el costo del mismo.

Mirá la charla completa:

¿La vuelta puede ser mas simple?

«El protocolo que se había presentado era muy completo pero las realidades fueron cambiando, requiere una adaptación, el Ministerio ha recibido protocolos de las federaciones y por supuesto ha tomado cartas en el asunto, hace un par de días sacó una guia, para que cada federación le haga su adaptación a su localidad y deporte. Revisamos la guía nuevamente le pusimos los consejos del Ministerio de Salud aggiornada a la situación actual, y esa es la guia definitiva que se va a presentara para ver si se puede encarar lo que estaban diciendo de las burbujas, primero los entrenamientos y después de la competencia.»

En cuanto a la logística:

«A veces parece más complejo de lo que es, un protocolo no es más ni menos de lo que uno hace en la vida cotidiana llevado a un grupo de personas mas grandes y coordinando el grupo de personas. No hay que volverse loco, porque sino parece que encaramos una odisea, algo imposible, que no es cercano. En la situación actual lo es. Si nos vamos a lo estrictamente sanitario se habla de dos burbujas de 10 equipos en 2 ciudades. Esto es aproximadamente 300 personas por burbuja y realmente no es una utopía es algo hasta practicable de hacer. No hace falta una ciudad con condiciones extra, y se puede implementar. Va a haber personas nuevas en una organización, una persona que coordine la cuestión sanitaria, y personas que hagan cumplir las normativas. Si todos respetamos lo que dice la guía no debería haber grandes inconvenientes. No esperamos que se contagien 250 personas, la posibilidad de contagio existe, porque no se puede reducir a cero, pero no esperamos un brote o una competencia suspendida. Me parecen bien los pasos que está dando le basquet para generar esperanza, porque tiene que haber, no estamos peleando contra los molinos. Se puede concretar. Se que Borro y Montenegro se juntaron con el ministro, son pasos importantes y son pasos posibles de hacer.«

Sobre el costo que tendrá las medidas sanitarias:

«Yendo a lo que dice la guia, y desde el punto de vista económico, no significa un gran gasto para los clubes, estamos hablando de alcohol en gel, máscaras, alfombras sanitizantes, doblegar la higiene de las superficies deportivas, eso desde el punto de vista económico no genera un gasto que no se pueda encarar. El tema del PCR, si no hay alguna ayuda estatal o de gobierno, o de municipio, es algo que para hacer un torneo tampoco representa un gasto, que implique no hacerse porque cuesta demasiado, es un gasto que los clubes o la organización lo puede enfrentar, no hablo de números porque no lo he hecho, pero por una cuestión de sentido común, los análisis previos o lo que se necesita para llevar adelante el protocolo no sería un gasto adicional para la competencia

¿Es necesario testear a los jugadores todos los días?

«No, para eso generás una burbuja, una vez que ingresaste no hay personas con covid, aun así pueden aparecer los casos, después los equipos van a estar con otras personas que no hayan sido testeadas, y no hay inconvenientes con eso, pero los equipos de salud van a tener sensibilidad extra para detectar la sintomatología y tomar cartas en el asunto. A una fiebre se encienden las alarmas del equipo y esto no significa una alarma para que la competencia esté en peligro, para eso hay un protocolo, hay un manejo para cuando haya un contagio. Además creo que dependiendo de la sede, los servicios sanitarios van a estar en alerta, que implica un riesgo.»

¿Qué pasa si alguien sale de la burbuja?

«El protocolo no tiene esa situación contemplada porque el que se presenta es para iniciar los entrenamientos, no se habla del protocolo de la competencia. En la primera guía se puso todo, pero ahora se discute el inicio de los entrenamientos, que es el primer paso que tenemos que dar, en el segundo se va a estar trabajando en un protocolo más exquisito para implementar en una posible sede. De eso aún no se empezó a hablar.»

¿Es muy complejo el protocolo para entrenar juntos?

«Para nada. Una cosa es lo que expresaste recién al mes que estabas cansado, o al cuarto mes, donde ya estás acostumbrado, eso lo vas a llevar aa un grupo de personas, donde quizás te agrega un poquito más de complejidad, pero no es una locura. Nos preguntamos si tenía sentido desarrollar todo eso, ahora nos acostumbramos, interiorizamos el trabajo y no significa una complejidad extra a la situación, para nada. Se agregan algunos temas de los viajes, evitar el transporte público, por ejemplo, cosas fácilmente practicables. Es fácil. Si fuiste al supermercado en estos días, sabes que tomar la temperatura, usar el barbijo, y ponerse alcohol en gel no es complejo. Lo importante es ver cómo mantener la distancia, o como se inicia a trabajar. Hay mucha creatividad de los entrenadores y los preparadores físicos, porque van a tener que trabajar en tres o cuatro grupos.»

Después de la primera etapa de entrenamientos al aire libre, cual es la recomendación.

«Algunos días antes de iniciar la competencia se hacen los test y se arma la burbuja. Ahí se terminan los entrenamientos de la competencia. Es recomendable iniciar la pretemporada al aire libre, pero no todos lo pueden hacer, por eso muchos necesitan ingresar a un gimnasio. Con los cuidados de la guía se podría entrenar bajo techo también.»

No me parece imposible que se vuelva…

«No son títulos tirados al azar, no solo leo cómo evoluciona la pandemia en el país sino a nivel mundial. Se puede llegar a mezclar lo que uno piensa de manera subjetiva del tema, a lo que realmente pasa, no hablo como experto. El básquet es un fenómeno cultural, que necesitamos, y tenemos que darle a la gente. La Argentina, podemos decir, hizo una cuarentena larga, no estamos más en cuarentena, no hubiera dicho esto al mes del aislamiento, lo digo ahora, con la información del sistema sanitario. Acá estamos hablando de 250 personas por sede, a los servicios de salud no les va a hacer nada. Si me dicen si quiero que vuelva todo el deporte, les digo que no. Pero para lo que estamos hablando, que es la elite, con esa cantidad de personas, no mueve la aguja en la cantidad de casos. Tal vez sean los deportes como el nuestro que vienen a la cola, pero lo que se está planteando tiene lógica de que se pueda hacer, contemplando todo el abanico de posibilidades. No va a generar problemas a los sistemas de salud

Hoy un síntoma inicia mucha inseguridad, esto me imagino que si aparece en la burbuja no significa que hay que aislar a todo el mundo.

«No quería traer la guia, pero obviamente que sale del ministerio de salud, todo lo que es personal de riesgo está puesto en detalle, esas personas no tienen que estar en la burbuja, hay que cuidar a esa gente. Hoy cuando tenes una fiebre es coronavirus hasta que se demuestre lo contrario, hay que aislar a la persona sin perder tiempo. Tiene que encender la alarma y realizar el hisopado. Si es positivo se separa, sino puede volver. Ahí se trabaja con todo el grupo que tuvo contacto. En una circunstancia de equipo no podés pensar que todos lo tienen, por eso tenes que volver a hisopar, no te podés quedar con la duda. Por ahora, con la vacuna creo que se vuelve a la normalidad total.»

¿Cuáles podrían ser los factores para que no se pueda llevar adelante?

«Yo te hablo desde el punto de vista sanitario, porque del lado económico no tengo idea. Imagino que si se está dando esta discusión es porque pueden afrontarlo. Desde el punto de vista sanitario, no me da miedo absolutamente nada. No solamente de lo que pueda llegar a ocurrir dentro del evento, se que suena fuerte, pero me parece que a esta altura, y con el manejo que hizo Argentina con la situación, no me imagino que puedan ocurrir grandes cosas

¿Tiene que ver la cantidad de contagios para determinar el lugar que se pone la burbuja?

«Obviamente es más fácil y menos riesgoso donde haya poca o nula circulación del virus, te añade garantías al producto. Se puede hacer una burbuja con un evento, de la misma forma que cada uno lo hace con su casa, obviamente con más recursos y mano de obra. Sería más fácil contestar esto en noviembre, se supone que la situación va a estar mejor, que el clima ayuda. Los servicios sanitarios están bien, los servicios de emergencia están bien y hay que preguntarse si es lícito hacer un evento. Si la respuesta es sí, se puede hacer en cualquier lugar. Hoy no es conveniente, todavía el pico genera dudas, pero en noviembre esto cambia mucho.»