Foto: Prensa Quimsa

En los últimos días, en el mundo del básquet surgió la posibilidad que la Basketball Champions League de América pueda tener una definición mucho antes de lo esperado. Según pudo averiguar el equipo de UcU Web Radio, FIBA estaría analizando la posibilidad de que la semifinal se dispute el 23 de octubre en Santiago del Estero y la final (a partido único) en Uruguay el 30 del mismo mes. Ante esta situación, hablamos con Sebastián González en 3×3 Radio, entrenador de Quimsa, para conocer el presente del equipo, que ya comenzó a trabajar en llevar a sus jugadores a la ciudad.

Escuchá la charla completa:

«La semana pasada empezamos a juntarnos via zoom, analizando los protocolos de viaje de cada uno de los jugadores que tienen que venir, también tener las cosas en los departamentos para tratar de hacer una puesta a punto, o que todo el equipo tenga el mismo entrenamiento. Porque cada uno estaba trabajando, pero la idea es tener un punto de partida parecida. Algunos llegaron el miércoles, otros el sábado o el lunes y cada uno tiene que estar en su lugar, respetando los ocho días que pide el protocolo de la provincia para hacerse otro hisopado, para ver si se da la posibilidad de empezar a entrenar todos con los protocolos correspondientes.

La idea es que ya estén acá, que tengan los hisopados, cumplan el aislamiento para cuando sea posible empezar a entrenar. Como un inicio sería juntarnos, hablar de los roles, del trabajo físico, de los antecedentes, etc.

Lo que sé es que lo que saben todos, Lo Grippo me dijo que había una intención, que nos teníamos que preparar, definir el equipo que tenemos, como pueden venir lo que complementan el equipo. Veremos si tenemos tres, cuatro semanas antes del partido, va a ser un poco acelerado el proceso, pero por eso está la idea que cuando tengamos la habilitación podamos empezar a trabajar en cancha lo antes posible, por lo que es ese partido trascendente, complementando lo del año anterior, es algo importante. En cuanto a las condiciones, no van a ser las ideales teniendo en cuenta la importancia del juego, pero tenemos que ser inteligentes para poder presentar lo mejor que tengamos en la fecha.

Nos faltan jugadores internos, un cinco, y ver cómo complementamos y ver las fichas. Con un cinco ya tendríamos seis fichas mayores sin contar a Brussino que llegará cuando terminen sus compromisos. Tenemos a Ramírez Barrios y Draper, que pueden hacer de internos, y cinco solo tenemos a Carabali, y sería lo que necesitamos con urgencia para completar el equipo.

Por eso buscamos a Franco Baralle, porque quizás es la Champions, pero seguro es la burbuja de la Liga Nacional, porque hablando con Diego (Lo Grippo) veíamos en Franco la posibilidad de tener un u23 durante dos años más y que permita estirar el plantel como quisimos hacer con gramajo, y Franco brinda esas posibilidades. Con los u23 y los juveniles de Quimsa me parece que es muy importante para la salud del plantel por la cantidad de partidos.

Me parece que tenemos que adaptar las condiciones para tener el mejor equipo en cancha. Los dirigentes ven muchas más cosas que nosotros, del lado de tener al jugador al 100% para que pueda rendir al máximo, ellos toman en cuenta otras variables, de cosas que yo no sé, y ponen en marcha un torneo. Hay que tener en cuenta muchas cosas. Nosotros tenemos que tratar de ser competentes para que el equipo rinda al máximo, porque para eso nos contratan.

Estaría buenísimo repetir nombres de la temporada pasada, en una burbuja los vínculos que ya tenemos creados es algo positivo, ya tenemos tiempo ganado en conocernos. En un equipo como el nuestro, que iba mejor de lo pensado a principio de temporada, tanto en resultados como en adaptación, tiene ganas de seguir construyendo porque nos quedamos con ganas de lo que teníamos. Dentro de lo que queremos, queremos hablar para tratar de repetir los nombres, como quisimos hacer de entrada con la mayoría de los jugadores.»