El partido entre el Khimki de Moscú y el Zalgiris Kaunas de Lituania, donde milita Patricio Garino, se postergó debido a varios casos positivos de COVID-19 en el plantel ruso. Es por eso que, en lugar de jugarse el viernes 9, el encuentro correspondiente a la segunda fecha de la Euroliga se disputará el sábado 10 de octubre en el mismo horario (14 horas de Argentina).

Esta situación se da a raíz de la confirmación de los contagios de Greg Monroe, ala-pivot de Khimki y de su compañero Maxim Barashkov, que se sumaron a los que se habían detectado previamente dentro del plantel: Janis Timma, Evgeny Voronov, y Jordan Mickey. Debido a este nuevo caso, todos los que estaban en condiciones de jugar debieron hispoarse nuevamente y están a la espera de los resultados.

El equipo de Garino, por su parte, también contaba con una baja debido a la enfermedad: Joffrey Lauvergne no viajó a Moscú para disputar este encuentro por haber dado positivo de coronavirus. Luego de eso, sus compañeros dieron todos negativos.

Zalgiris Kaunas llega a este juego luego de una ajustada victoria ante Olympiacos por 68 a 67 en la primera fecha, aunque Pato Garino no tuvo minutos en aquel encuentro. Khimki, por su parte, había caído 78 a 76 ante Panathinaikos.