Juan Pablo Cantero, que está jugando la División Profesional de Baloncesto Profesional de Colombia (DPB) con Team Cali en la burbuja que se está disputando en la ciudad de su equipo, pasó por los micrófonos de UCU Radio para contar todos los detalles sobre su presente y además se refirió a La Liga. Reviví la nota completa con las frases más destacadas:

«Después de 7 meses sin trabajo y con lo complicado que está todo, disfrutar de los compañeros y el entrenamiento y buscar ganar es muy bueno, pero la burbuja es muy dura no es la de Disney. Estamos 24 horas en el hotel, no hay espacios comunes para ir a algún sector, es la situación pero es llevadera. Las comidas son súper temprano, y todos los días es la misma rutina». 

«La organización ha sido muy buena, no se ven cosas muy complejas. Sale todo muy bien cuando todos los jugadores son conscientes de que hay que cuidarse».

«La DPB es un torneo con mucho nivel físico. Hay mucho potencial físico. Por momentos me gusta frenar ese ritmo y darle otra impronta al juego. Por ahí se hace un ida y vuelta, nosotros ponemos la filosofía del juego argentino. En el equipo hemos estado con algunos lesionados, pero si seguimos los pasos podemos marcar diferencia ante un equipo como Titantes. La idea es llegar a playoffs y poder enfrentarlos«, dijo y agregó: «No se ve la pasión de la gente por lo que no se juega con público. Esto es día a día, la idea es jugar y no sentimos presión«.

«La gente de Colombia es muy cordial, muy atenta. Me siento muy acomoñado. Hablo mucho con el Tulo Rivero. Estamos muy cómodos».

«Hoy en día no pienso en volver a La Liga. Tengo ganas de seguir afuera. No sabemos cómo será el formato tampoco en La Liga. Voy a ver si puedo irme a otro país y si sale la posibilidad de volver a Argentina, en buenos términos iré. Creo que al jugador nacional muchas veces se lo maltrata demasiado. Hay una gran disparidad en el trato que reciben los jugadores locales y los extranjeros. Ahora que estoy afuera, veo la situación de cómo se vive como extranjero y me gusta mucho. Acá a los locales se los atiende igual que a los extranjeros. A mis 38 años no me quiero enojar por lo mismo que me enojaba a los 20. Acá solo te dedicas a jugar, no pensas si cobras o no, si faltan cosas para entrenar. No meto a todos los clubes en la misma bolsa, he estado en clubes espectaculares, pero a más del 50 % le cuesta por la situación economica del país y lo sufrimos nosotros».

«Portugal es uno de los lugares que más me gustó jugar. Lisboa es un lugar divino, con un club como Benfica que maneja mucho dinero. Las ganas de estar en la cancha, de hacer todo prolijo es impresionante. Fueron 7 meses inolvidables. En Paraguay fue espectacular, jugamos la Sudamericana llegamos a la semifinal. Todo eso te gusta de afuera. Tenemos potencial en otras cosas y por eso salen tantos buenos jugadores argentinos». 

Foto: Team Cali / DPB Colombia

Artículo anteriorEspeciales de Crossover: Devin Booker
Artículo siguiente¡Quimsa Campeón de América! Venció a Flamengo y festejó en Uruguay