Foto: Prensa Liga Nacional

El entrenador de la Selección Femenina habló en Extrapase (miércoles a las 19hs en Ucu Web Radio) sobre el presente del equipo, el final de los entrenamientos de las jóvenes, el cambio de fecha del torneo U18 y el futuro de la mayor, con la que todavía no ha tenido posibilidad de entrenar. Mirá la nota completa con el ex Obras Basket:

«Tuvimos casi 75 días trabajando en el Cenard pero fueron importantísimos los dos meses que hicimos por zoom, ese fue uno de nuestros objetivos. El primero era ampliar la base, tener más cantidad de jugadoras y fue un trabajo muy duro del cuerpo técnico y de las jugadoras. Lo que nosotros nos planteamos con los entrenamientos por zoom era que una vez que pudiéramos hacerlo presencial las chicas estuvieran en condiciones de entrenar, y eso fue un paso enorme. Por eso le damos un valor enorme a lo que hicimos previo a poder trabajar en el Cenard, sino hubiéramos tenido que reacondicionar a las jugadoras antes de poder empezar a entrenar.

En los dos meses por zoom las jugadoras sumaron 10 horas de entrenamiento más lo que hacían con cada uno de sus clubes, estos 75 días las jugadoras sumaron 20 horas de entrenamiento semanales que es lo que yo creo que debe tener un atleta que aspira a estar en el primer nivel. Tengo que resaltar el compromiso, las ganas de entrenar y de progresar todo el tiempo, estamos muy contentos con eso, y la alegría de saber que terminamos 75 días de entrenamientos sin lesiones ni contagios, que no es poco.

Tengo la sensación de que el equipo compró la idea de juego, vamos a ver después si la llevamos a cabo pero creo que están convencidas y pudimos transmitir eso que es un tema central, van a intentar jugar de una manera distinta.

Primero fue una etapa de convencimiento y hoy ya es una demanda del grupo, de entrenar a determinado ritmo. Lo que viene a partir de enero ya son los ajustes de equipo. Este tiempo nos sirvió fundamentalmente para que el equipo entienda que es lo que estábamos buscando, lo internalice y sepa que hay cosas que son innegociables, como la condición física, la forma de jugar y el compromiso con el equipo. Para los ajustes finales tendremos alrededor de tres semanas antes de viajar a Colombia donde nos espera un torneo muy difícil.

Estamos donde queríamos estar, llevamos 20 semanas consecutivas de trabajo y pasamos los 100 entrenamientos, si a mi me preguntaban en agosto que íbamos a estar así yo te decía que no pero se dieron varias cosas que nos permitieron estar así.

La elección de jugadoras en un punto fue injusta porque yo no las vi jugar a las chicas, las vimos por zoom es muy difícil de esa manera, también teníamos chicas en el exterior, pudimos tener 21 pero nos quedamos con ganas de ver al resto.»