(Foto: NBA)

Tras las polémicas declaraciones brindadas por James Harden una vez consumada la derrota de los Rockets ante los Lakers, la estadía del ex Oklahoma City en el elenco texano estaba claramente cerca de su final. Y así fue, porque esta tarde Brooklyn se hizo de los servicios del perimetral, aunque tuvo que desprenderse de grandes valores para poder alcanzar el acuerdo.

Los Nets, equipo en el que Mike D’Antoni (entrenador de los Rockets hasta la última temporada) es asistente técnico, acordaron un múltiple intercambio en el que también entraron Cleveland e Indiana a último momento. ¿Cómo se construye este rompecabezas? Si bien es algo complejo por la gran cantidad de activos y nombres que danzan entre los cuatro equipos, quedará más claro de la siguiente manera:

Brooklyn: recibe a James Harden (Rockets).

Houston: recibe a Rodions Kurucs (Nets), Dante Exum (Cavaliers), Victor Oladipo (Pacers) y ocho primeras rondas de draft (cuatro de ellas son swaps).

Cleveland: Jarrett Allen y Taurean Prince (Nets).

Indiana: Caris LeVert (Nets) y una elección de draft de segunda ronda.

De esta manera se armó una de las grandes sorpresas del mercado, en la que estuvo involucrada una de las estrellas más importantes de la NBA, además de varios jugadores de rol que estaban teniendo grandes noches en la actual temporada, como Allen y LeVert en los Nets. Por el momento la gran incógnita es cómo encajará Harden en su nuevo equipo en el que compartirá vestuario con Durant e Irving, con los que ya estuvo en el seleccionado estadounidense.

Por otra parte, se podría decir que el gran ganador es Houston, que logró conseguir buenas piezas para su equipo para esta temporada y también para los próximos años, para sacar del equipo a un jugador que ya no se sentía parte del proyecto. Cleveland e Indiana lograron buenos movimientos y pueden terminar conformes esta jornada de negociaciones, ambos consiguieron jóvenes con mucho futuro (Allen y LeVert), los cuales pueden resultar en buenas piezas a futuro pero consolidadas en el presente.