El último fin de semana, el Zentro Basket Madrid inició el playoff por la permanencia en la Leb Plata, enfrentando al Tarragona y logrando una importante victoria 78 a 66, con una actuación espectacular del argentino Agustín Barreiro, que sumó 20 puntos (1/2 3p, 6/12 2p y 5/7 TL), 10 rebotes, 2 asistencias, 1 robo y 1 tapa para totalizar 26 de valoración.

En Expedición Albiceleste, hablaron con el ex jugador de Boca e Hispano para conocer sobre su presente en España, como afrontó esta dura temporada en la Leb Plata, la adaptación en su primer año en el exterior y, obviamente, cuáles son los planes para su futuro. Mirá la charla completa:

«La verdad que no nos imaginamos estar acá, no estábamos para esto. le dimos pelea a todos los equipos, fue una temporada rara, donde no supimos encontrar la forma de ganar, competimos mucho, los últimos partidos se nos complicaron bastante y es lo que nos llevó a pelear por la permanencia

Es la primera vez en mi vida que me toca jugar por una permanencia, trate de estae tranquilo toda la semana, entrenar bien, enfocarme en los entrenamientos, estar calmado, el dia del partido estaba ansioso, quería conocer al otro equipo, porque nunca lo enfrentamos antes. Cuando llegó el momento hay que conocerlo en la cancha, por suerte no estuve nervioso, y las cosas se dieron para poder ganar.

viajamos el viernes a Tarragona, con una ventaja de 12 puntos, no es una gran ventaja pero es lo que tienen que remontar y esperamos ganar para quedarnos en la Leb Plata.

La temporada fue rara, vine a otro país, donde el covid hace todo mas difícil y raro, pero la verdad me adapté bien, el idioma es el mismo. Los chicos y el club me integraron muy rápido, me hicieron sentir muy cómodo, es una experiencia nueva, es la primera vez que salgo del país y es una experiencia super positiva, a pesar de estar peleando el descenso, creo que es una experiencia que me va a servir el día de mañana para afrontar otros desafío.

La verdad que por suerte los entrenadores que tuve me ayudaron muchísimo durante todo el año. Es un club que le da mucha importancia a la técnica individual, hice muchas horas de tiro con el entrenador principal, ahora me siento mas confiado, es de las temporadas que mejor estoy tirando, me ayudaron a corregir mucho, me ayudaron a mejorar el físico, de botar el balón, ellos están contentos y yo también, la relación que tuvimos todo el año.

En lo personal, el estilo de juego creo que es mas parecido al año que estuve en la liga de desarrollo en Boca, donde tenía la pelota y anotaba; no tanto como el de Hispano, era un rol diferente, tenía que pelear los rebotes, defender o tirar los tiros que me descargaban los extranjeros, este año me toca un rol de comenzar y terminar la jugada, algo que estoy aprendiendo y tomarlo me sirvió para aprender otras cosas. El juego es diferente proque siempre necesitas un cinco determinante, acá todos pueden subir la pelota, todos pueden tirar, no hay tantas jugadas estáticas, es todo muy rápido.

Hay muchas cosas que me quedaron pendientes, me preguntaron si salía a conocer y no, porque nos decían que no podíamos. Al centro creo que fui cuatro veces, y estoy a diez minutos. Lo que si pude hacer es conocer la cancha de futbol del Real Madrid, ahora cuando termine la temporada voy a poder hacer.

la verdad que no sé que voy a hacer, estamos trabajando para seguir subiendo de categoría, y mirar las opciones. Mi cabeza está en terminar acá, dejar el club en la Leb Plata y de ahi sentarme a pensar en el futuro.

La verdad cambia mucho los entrenamientos. Yo les contaba a mis compañeros, entrenábamos de lunes a viernes, y los viernes también jugábamos la primera local, el sábado teníamos inferiores, y el domingo Pre Federal o Liga de Desarrollo. Era toda la semana de lunes a lunes, eso me sirvió, pero tenía un problema de que cuando mas entrenaba, más peso gastaba entonces nunca podía recuperar. En esta temporada entrenamos mucho y jugamos un partido en la temporada, hemos jugado dos por casos de covid, o juegos aplazados. Eso me permitió entrenar mucho técnica individual, gimnasio, y la verdad que me acostumbre y me gustó la rutina física que hay acá.

Gané experiencia, nunca tuve tanto tiempo de enfocarme en la técnica individual, por ejemplo. Estamos una hora acomodando la mano, la altura, eso te lo permite jugar una sola vez por semana.

Nosotros nos hacemos el antígeno, que es el resultado rápido 48 horas antes. Nosotros tuvimos 2 jugadores y 2 entrenadores afectados, todos en distintos momentos. Cuando daba positivo no entrenábamos, esperábamos 48 horas para ver si alguno tenía síntomas, y de ahí nos hacíamos el PCR y al día siguiente de tener resultados podíamos volver a entrenar. Yo he tenido tres cuarentenas por mis compañeros, que fuimos contactos estrechos, por venir en el colectivo todos juntos.»

Artículo anteriorJonatan Machuca: «Tenemos una revancha para intentar avanzar a la final»
Artículo siguienteCon buen protagonismo de Campazzo, Denver venció a Memphis