El Presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol pasó por los micrófonos de Uno Contra Uno en TyC Sports, en el postpartido de la final en la que San Lorenzo consiguió su quinto título consecutivo de la Liga Nacional.

Repasá sus declaraciones:

«Primero quiero hacer unos agradecimientos. En primer lugar a la familia de Osvaldo Arduh, que la copa llevó su nombre, y también a la familia de Emilio Gutiérrez, que lo perdimos hace unos días. Esto es lo que hay que señalar primero que nada».

«Una pandemia es una guerra, y hemos tenido muchas bajas. El pueblo está sufriendo, y que estemos todos juntos, acá, terminando esta Liga que fue dura, difícil, y que todos pusimos un granito de arena para poder llevarla adelante nos da mucha satisfacción. No podemos estar contentos y alegres por los sufrimientos que vive la familia del básquet, pero estamos acá y de pie«.

«Hay que agradecerle a todos los trabajadores de Obras Sanitarias, que han trabajado incansablemente durante todo este tiempo, a los trabajadores de los hoteles, que atendieron a las delegaciones. Todo el esfuerzo que hicieron los clubes maravillosamente, que una vez más demostraron la fortaleza del básquet argentino. Satisfecho de que hayamos podido concluir«.

«Fue una Liga competitiva. La fase regular fue dura para todo el mundo. Creo que llegaron los mejores, y fue una final a cinco juegos. No hay más nada para pedir que esto, que haber llegado y haber podido concluir. Nos quedó el sabor amargo de no haber podido terminar el año pasado, y que la podamos haber puesto en marcha, y que la podamos haber desarrollado nos da mucha satisfacción y mucha fuerza para lo que sigue«.

«Hay que ser muy reflexivos. Hay que analizar que hace un año y medio estamos en una situación extrema, que no es normal. Hay que aprender de lo que vivimos. Barajamos y dimos de vuelta, como van aprendiendo los gobiernos del mundo y los científicos, nosotros estamos aprendiendo a hacer deporte en esta situación».

«Ahora vamos a tomarnos unos días para pensar, descansar un poco mentalmente. Tenemos que ser inteligentes en las decisiones que se tomen porque el esfuerzo fue muy grande, muy grande económicamente para los equipos del interior que estuvieron afuera de su casa. Fue extenuante, casi el mismo tiempo que una Liga normal. Hay que analizar todo lo que se viene«.

 

Artículo anteriorKobe en el Salón de la Fama: el conmovedor discurso de Vanessa Bryant
Artículo siguienteDeck y sus OKC cerraron la temporada con una victoria ante Clippers