Néstor «Che» García, nuevo entrenador de Cangrejeros de Santurce en la Liga de Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico (BSN), habló en UCU Radio para contar todo sobre este nuevo desafío. Además, el DT se refirió a su experiencia como entrenador en Venezuela y al título conseguido por San Lorenzo en La Liga, entre otras cosas. Reviví la nota completa con las frases más destacadas:

«Estoy contento porque es una liga que puede durar 5 meses y está comenzando. Tiene varios condimentos. Todos están vacunados en la ciudad. Cangrejeros tiene una estructura muy sólida financiada por empresarios del entretenimiento y gente del deporte. Siempre es una tranquilidad llegar a equipos con proyectos tan ambiciosos«.

«Estar en actividad es una gran alegría después de todo lo que está pasando. Volver a Puerto Rico significa mucho para mi. Es el lugar donde comencé mi carrera como entrenador profesional y también es la primera selección de la que estuve a cargo. Tiene que ver con todos los inicios de lo que después es mi forma de vida. Puerto Rico me cambio la vida«.

«Ya hice la parte de protocolo y estoy en mi casa. La situación de pandemia, nos ha trastornado la vida y por eso tuvimos que cambiar. Tiene que ver con el contacto, lo rutinario». 

«Puerto Rico tiene un Draft. Tiene un formato bien NBA en ese sentido. Dentro de todo yo siento que vamos a ser un equipo muy bueno. Lo de Barea después de salir de la NBA, jugar en la ACB y volver a Puerto Rico, genera mucha motivación para el país». 

«El equipo va a tener 3 extranjeros, dos de cualquier lado y el otro tiene que ser un latino. Hay reglas como lo de la visa de trabajo, que es lo que estoy tratando de conseguir y los análisis son que podría pasar con un latino que quieras cambiar o se te lesione. Hay un montón de reglas internas que hay que manejar para que el equipo siga estable. Ayón y Delgado son dos latinos que tenemos en cuenta, pero se están analizando un montón de cosas para los extranjeros. Con jugadores de su calidad nos pondríamos muy bien en la pintura. Es un equipo que va a dar que hablar«. 

«Después de lo que pasó con mi mamá, entre en ritmo y pude estar con entrenadores como Fabio Demti y Luciano Guazzarroni en el día a día y nos tomamos mucho cariño. Fue una sorpresa que volviera a Venezuela. Fue un mimo y un respeto tremendo. Fue positivo por todos lados».

«Vi el partido de las finales entre San Lorenzo y Quimsa. Fue un partido muy lindo para ver y durísimo defensivamente y muy peleado. Estratégicamente estudiado. Hablé con gente de los dos lados y con San Lorenzo con gente con la que quedó una tremenda amistad. Que se juegue La Liga es un gran esfuerzo de un montón de gente que lo hizo posible. Fue una liga de transición en donde cualquiera podía ganarle a cualquiera. La próxima liga va a ser mucho mejor. Siento que lo que pasó va a ayudar mucho a lo que se viene». 

«Cuando se depende del resultado para ganar o para irte al descenso no es un proyecto. El proyecto de Pepe Sánchez en Bahía Blanca es integral. Los resultados deportivos a uno lo hacen más feliz, pero tener la estabilidad en cualquiera de las áreas es importante. Si mi hijo quisiera ser entrenador lo mandaría a un lugar como Venezuela donde se aprende de cosas que no aparecen en los libros y a Bahía Basket para que vea una planificación y un proyecto y lo que tiene que ver con cada área y el desarrollo del jugador«. 

«Los chicos de Bahía Basket siguen entrenador y estudiando, algo que no lo hacen en ningún lugar de Latinoamérica, ni siquiera en Europa. Seguir trabajando más allá del resultado». 

Fotos: Archivo

Artículo anteriorLa emocionante actuación de Rose en el triunfo de los Knicks
Artículo siguientePato Abeal: «Es una enorme responsabilidad para todo Biguá»