Foto: Media Center ACB

A diferencia de lo que sucedió en el primer encuentro, el equipo de Sarunas Jasikevicius no estaba dispuesto a regalar nada, y desde el mismo inicio del partido mostró una clara determinación para adueñarse del partido. Una ventaja rápida obligó a Pablo Laso a llamar a sus dirigidos en un minuto, y a buscar todo tipo de soluciones en el banco, pero la reacción del conjunto blanco nunca llegó. Con bajos porcentajes, un plantel diezmado (el argentino Nicolás Laprovittola volvió a ser baja, entre otros protagonistas) y varios jóvenes, el merengue se mantuvo debajo en el marcador a lo largo del encuentro.

En el Blaugrana era todo celebración, el rendimiento colectivo tanto en defensa como en ofensiva fue ejemplar, y no dejó nada librado al azar. Desde la conducción de Nick Calathes, y el goleo de Nikola Mirotic, el Barsa dominó el partido sin ningún tipo de inconveniente. A ellos se le sumaron Kyle Kuric y el eterno Pau Gasol, que declaró en la previa del encuentro que éste podía ser su último partido en el Palau Blaugrana.

En el segundo tiempo, la distancia no hizo más que crecer, alcanzando una máxima de 25 puntos en el último parcial (89-64). El marcador final fue 92 a 73, para que el Barcelona consiga su título número 19 en la Liga Endesa.

Nikola Mirotic fue el MVP de la final, y completó una planilla espectacular con: 27 puntos, su máxima de la temporada con 3/5 en triples, 5/6 en dobles y 8/11 en tiros libres, 5 rebotes, 1 robo y 2 tapas en 23:17, para una valoración total de 35.

Leandro Bolmaro no logró sumar mucho tiempo en cancha, en lo que podría haber sido su último partido con la camiseta del Barsa, ya que aún no se sabe si el cordobés continuará en el equipo o se marchará a la NBA para la próxima temporada. El ex Bahía Basket sumó 3 puntos (1/2 3p y 0/4 2p), 1 rebote y 1 asistencia en nueve minutos.

Artículo anteriorJuan Manuel Varas: «Estoy muy contento de poder dar el salto»
Artículo siguienteKarina Rodríguez: «Es una lastima abandonar el torneo de esta manera»