Con otra gran actuación de Luka Doncic, los europeos superaron a los dirigidos por Julio Lamas por 116 a 81 y se aseguraron su clasificación a la segunda ronda. El joven maravilla de los Juegos terminó con 27 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias.

Con la estrella de los Dallas Mavericks como motor de su juego, Eslovenia fue el claro dominador de las acciones desde el comienzo aunque sin sacar tanto rédito desde los números. A pesar de algunos pasajes desfavorables, Japón lograba pequeñas reacciones que lo mantenían en partido, con Rui Hachimura como estandarte y mostrando todo su potencial.

El dominio mental y del juego de Doncic era total, pero cuando le tocó descansar respondieron los actores de reparto mostrando toda su valía. Tanto Dragic, como Cancar y Prepelic, sostuvieron al equipo y no dejaron lugar para sobresaltos. Japón intentó una remontada llegando a estar 14 abajo promediando el último cuarto, pero el sprint final de Eslovenia no dejó dudas y terminó con un resultado abultado.

Además del gran trabajo de Doncic, el último campeón europeo tuvo un gran trabajo de Zoran Dragic, que fue el ladero con 24 puntos, y el muy efectivo Vlatko Cancar con 16 (5/5 TC). Por parte de los nipones, Hachimura fue el goleador con 34 unidades (7 rebotes), escoltado por Yuta Watanabe con 17.

Estadísticas del juego

Foto: FIBA

Artículo anteriorFrancia aplastó a República Checa y se perfila como candidato
Artículo siguienteArgentina mejoró pero no pudo ante la sabiduría de España