El exentrenador de la Selección Argentina, Sergio Hernández, dialogó en exclusiva en la mañana de sábado con UcU TV, por la pantalla líder de TyC Sports, y habló de todo.

¡Mirá el programa completo!

 

Repasá sus declaraciones:

«Nosotros nunca tocamos el tema del retiro de Luis en la previa. Y gracias a Dios, porque sino él nos mataba. Tiene una mentalidad tan poderosa, y depende mucho de su concentración, la cual estaba puesta en el partido«.

«Yo decidí sacarlo, aunque él no quería, porque sentí que el básquet, y los Juegos Olímpicos se merecían ese momento de reconocimiento a una leyenda«.

«Su liderazgo fue impecable por donde lo mires. Desde ayudarnos a todos desde lo deportivo, como personas. Yo no hubiese conseguido nada desde 2007 hasta acá si no estaba él«.

«Tuvimos tres días extras en la villa después de perder, que nos ayudaron a poder tener ese momento de análisis y reflexión sobre lo que había pasado, después 24 h. de viaje, y 7 días de viaje, así que me sobró tiempo para analizar«.

«Yo quedé muy lleno porque los Juegos Olímpicos te llenan, son un momento increíble que excede el resultado. La experiencia es más fuerte que cualquier resultado. Compartiendo con otros países, otras culturas, apoyar a los argentinos, es muy poderoso«.

«El equipo no estuvo a la altura más allá de los rivales que fueron buenísimos, que hicieron que nuestra versión no fuera la mejor. No estuvimos bien, no alcanzamos a vernos bien ni a encontrar una buena versión nuestra«.

«Ni siquiera cuando terminaban las prácticas nosotros nos veíamos bien. Hablábamos del juego, cómo mejorar y todo, pero interiormente sabíamos que no estábamos encontrando el punto que sabíamos encontrar en otras preparaciones«.

«Confundimos velocidad con apresuramiento; pusimos más energía que ciencia a la hora de defender; estuvimos pasados de revoluciones y no supimos controlar los tiempos en ningún momento. Nos jugó en contra ese ‘upgrade’ que quisimos hacer de China a Tokio«.

«Cero culpa, pero sí asumir la responsabilidad y hacer la autocrítica que me corresponde«.

«Durante el torneo no tenés tiempo de ponerte a hablar de lo mal que estás jugando. Tenés que ir a reforzar lo bueno, remarcar lo positivo, para intentar no arrastrar eso a los otros partidos«.

«Nosotros éramos capaces de imaginar lo que podía hacer Luka Doncic, pero no imaginábamos lo que hizo. Por eso decidimos aislarlo, pero no alcanzó«.

«Cuando empieza el partido, Luka ve que nosotros empujamos al grande, pasándole por detrás, y mete el primer triple. Entonces viene al banco y me dice ‘¿en serio van a defenderme así?’. ‘Sí’, le digo yo… Doncic estaba jugando como un all-star«.

«Después, uno de mis asistentes estaba en la tribuna, y le decía a los árbitros que estaba haciendo flopping. Luka le pasó cerca y le dijo: ‘Eso que estás haciendo es malo para tu equipo, me estás haciendo enojar’, y metió tres triples más«.

«Deck no debería haber jugado, yo sé que el COVID deja secuelas, y son cosas que debería haber leído antes«.

«Hay que bancarlos a morir porque son un equipo bueno y porque tienen un amor especial por su país, y una ilusión tremenda. Son un ejemplo y un orgullo para Argentina. Es un equipo que va a seguir dando alegrías«.

«Hay algunos que ya me quieren retirar. No tengo nada en vista, recién terminan los Juegos, y no tengo propuesta de ningún club. Hoy no soy el técnico de la Selección Argentina, terminé mi contrato y no me pude juntar con los dirigentes de la CAB«.

«Para mí se terminó la etapa Selección. Le vendría bien un cambio y empezar un nuevo proceso, y desde ya que va a tener todo mi apoyo«.

«La Selección es de todos. Yo no puedo dejar de pensar que los entrenadores que están en Argentina no son partícipe de todo lo que logra el básquet argentino a nivel mundial. La Selección siempre me va a tener a disposición«.

Artículo anteriorRodrigo Ocampo: «Que la provincia de Chaco tenga un club en La Liga sería muy importante»
Artículo siguienteConfirmado: Máximo Fjellerup continuará su carrera en España