Foto: Prensa Fuenlabrada

Luego de haber participado del mundial U19 en Hungría como Asistente Técnico de España, Anna Montañana se encuentra ultimando detalles para emprender el viaje a la República Argentina, donde se sumará al Staff de Obras Basket, para acompañar a Bernardo Murphy en la próxima edición de la Liga Nacional. El conjunto tachero no solo tendrá presencia en la máxima categoría, sino que también es uno de los tres clasificados a la Basketball Champions League de América, junto a Quimsa y Boca.

En 3×3 Radio hablamos con la española, que nos habló sobre las expectativas de llegar al país y adentrarse en la competencia. Además, nos explicó sobre las diferencias en el básquet formativo y el desarrollo que ha tenido en España y Colombia.

Mirá la charla completa:

«Estoy ultimando el viaje para la semana que viene, recién vuelvo del mundial u19, todo ha ido demasiado rápido.

Al final pasa así, es verdad que haciendo cálculos desde marzo que he vivido en hoteles, salvo por algunas semanas, he estado de un lugar a otro y estoy muy agradecida porque en las circunstancias en la que estamos poder trabajar y competir para seguir desarrollándome es algo muy positivo. Acabo de venir del mundial y ya con mucha ilusión de ir para Buenos Aires.

Estoy en Valencia en una población de la costa haciendo la cuarentena, para poder tocar la playa antes de irme al invierno de Argentina. Encima hay humedad, con 35° más o menos.

La verdad muchas cosas se van juntando. Conozco al presidente de cuando Obras vino a jugar contra el Fuenlabrada o cuando vino a visitar a Néstor, y el destino me ha puesto en Argentina. Es verdad que estos dos clubes están ligados desde siempre, entrené a Kemp, hay muchos lazos de unión. Conozco mucho porque sigo la liga de Argentina, cuando fui a Colombia intentamos fichar a varios jugadores de allá, sin éxito, pero vi bastantes partidos y jugadores, porque algo de lo que quería era firmar a alguien dentro de los extranjeros. Le tengo mucha admiración al deporte argentino y al jugador argentino.

A nivel de lo que es gestión de staff es prácticamente igual. Hay diferencias en entrenar en formativas o lo que es la rama profesional, ya sea en la masculina como en la femenina. Lo tomo de la misma manera, mi personalidad es la misma, hay algunos cambios en la manera de comunicar ciertas cuestiones, pero el básquet es todo lo mismo.

Nos pasa con Francia, pero creo que con Argentina hay una rivalidad especial, nos parecemos mucho en la mentalidad, nunca hemos sido un desarrollo físico, pero si tenemos una forma de competir que nos hace potencias mundiales, y eso de lo que más me motiva de trabajar en Argentina y aprender de las personas. Quiero absorber el básquet que el país ha desarrollado, hay muchos jugadores que pueden jugar a gran nivel en Europa. Es una liga muy condensada, con muchos equipos que pueden estar arriba o abajo, la zona media es muy amplia. Todavía no he podido controlar los fichajes, pero como tengo que hacer cuarentena voy a investigar los cambios que hubo. Me parece la liga más potente de Latinoamérica, tengo muchas ganas de meterme dentro de la liga y poder sacar el máximo provecho.

Argentina es uno de los países que tenía marcados para hacer un viaje, junto con Japón, pero da la casualidad que voy a terminar trabajando que ir de turista, me motiva mucho más.

He hablado con Bernardo, he conocido al Staff, ellos ya comenzaron a entrenar y yo me sumo un poco más tarde. En un primer momento voy de asistente para el masculino, pero estando ahí seguro creamos lazos para aportar en todo lo que se pueda en ambas ramas. Yo estoy abierta al trabajo, voy para ser asistente de Bernardo, pero me gusta mucho la mentalidad de Obras como club, tengo gente que ha trabajado ahí, me queda pendiente una charla con el ex asistente que está en Japón. Todo el mundo me habló muy bien de la metodología de trabajo, los jugadores tienen las instalaciones a su disposición es algo muy importante en el desarrollo. En una temporada que vienes de quedar sexto las expectativas son altas, habrá que resolver la ausencia del MVP. Me gusta todo, no solo ser asistente, sino el paquete entero de Obras.

Yo no he hablado de objetivos, es verdad que siempre se busca estar lo más arriba posible, van a intentar mejorar o estar a la misma altura que el año pasado, soy una persona competitiva, que siempre quiero pelear arriba.

Nosotras jugamos contra Brasil y me sorprendió un poco porque han competido con buenas selecciones y jugadoras, me llamó la atención la diferencia. Ha sido un mundial muy atípico, porque dependía de los países y cómo había influido el covid, algunos no pudieron casi jugar. Es una situación que ha complicado el desarrollo de las jugadoras. Creo que Argentina y Brasil podrían estar más arriba, porque tienen potencial. Desconozco la formación en Argentina, no puedo dar una opinión ahora mismo sobre las causas.

Cuesta hacerse un hueco y tener una oportunidad. A mi gracias a Néstor me llegó la chance, per es cierto que estamos lejos de donde nos gustaría estar las mujeres en el deporte. Una vez que he estado ahí hay mucha normalidad con el staff y los jugadores, pero te encuentras con muchas barreras y cuestionamientos. El día que no tengamos que hablar será porque hemos alcanzado una normalidad, estamos lejos de tener una igualdad de oportunidades. En Colombia tuve una experiencia increíble y eso se va viviendo, y espero que en Argentina sea igual. Conozco la historia de Laura (Cors) y espero que las dirigencias vean en las mujeres a especialistas que tienen la oportunidad de estar, si nos va bien y si no, también está bien. Muchas veces ni siquiera estamos en la ecuación, una vez ahí tenemos que demostrar que podemos estar.

La Selección son palabras mayores. Tuve la oportunidad de conocer a Sergio en Zaragoza, me parece un entrenador muy interesante. Con Néstor solo tengo palabras buenas, pero ahora tengo tantas cosas en la cabeza, pero me imagino que sería un sueño para él dirigir a la Argentina, pero incluso con lo soñadora que soy se me escapa de mi mente formar parte de un cuerpo técnico de la Selección

Artículo anteriorNicolás Richotti: «La Liga de Islandia es una competencia en desarrollo»
Artículo siguienteTriunfazo del U16 masculino en el debut ante Canadá