La Liga de Bolivia llegó a su final en este domingo, con la victoria de Nacional de Potosí, donde el argentino Rodrigo Acuña levantó el título y se aseguró la participación de su equipo en la próxima edición de la Liga Sudamericana al vencer a Pichincha por 65 a 62 y sellar la definición 2 a 1. Reviví lo que dijo en UCU Radio tras la consagración:

«Cada partido de la final fue tremendo. Los 3, salvo el segundo se definieron sobre el final. Pichincha tiene muy buen equipo y venían de ser invictos la temporada pasada. Fue increíble jugar con el estadio lleno, casi 9000 personas«, dijo Rodrigo, que continuará su carrera en Racing de Chivilcoy en La Liga Argentina.

«Me tiré al piso a llorar, se me vinieron todos los chicos arriba y fue increíble. Tenía la espina del 2019. Obtener mi primer título internacional y conseguirlo con este equipo, que vale oro es muy importante. Nos merecíamos el título y quedar en la historia por salir por primera vez campeón nacional«, expresó, el argentino que terminó con 6 puntos, 7 rebotes y asistencias en el último partido.

El conjunto Boliviano ahora formará parte del grupo B, donde competirá contra Guaiqueríes de Margarita (Venezuela) y Tigrillos de Antioquia (Colombia) en el Gimnasio Ciudad de la Asunción, en la Isla Margarita.

El ex Peñarol aportó 6 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias en 21 minutos en cancha en el encuentro definitivo. En la temporada, el interno disputó 13 partidos, en los que tuvo una media de 8.5 puntos y 6.1 rebotes. Para la próxima temporada el ala pivote de 2,01m volverá a vestir los colores de Racing de Chivilcoy, buscando un ascenso desde la segunda categoría a la Liga Nacional.

 

Artículo anteriorEl mercado internacional para los Argentinos
Artículo siguienteJuan Pablo Cantero y Gastón Carra en Orígenes, con Sergio Kanevsky