(Foto: TCU)

Tras dos buenas temporadas en los Horned Frogs de la Big12, Fran Farabello analizó lo que le depara una nueva campaña en la NCAA en la que será uno de los referentes del equipo, a la vez que intentará recuperar la regularidad dentro de la cancha luego de una afección cardíaca que lo privó de terminar la 20/21.

En un video realizado por su universidad, explicó: «No dudé ni por un segundo que TCU era mi nuevo hogar. Estamos en la Big12, la mejor liga del país, y eso era un gran desafío para mí. Por el Coach Dixon y la forma en la que juega, pensé y sigo pensando que es perfecto para mí«.



Acerca de lo que fue la repentina finalización de su temporada 20/21, contó que «desafortunadamente para mí, vi que tenía que terminar mucho antes de lo que quisiera, a mediados de enero porque los médicos encontraron una irregularidad en el corazón. La NCAA dobló los protocolos de regreso a jugar, tuve que esperar afuera y no pude seguir jugando por el resto de la temporada«.

El entrenador, Jamie Dixon, valoró la continuidad del argentino diciendo: «Tenemos varios chicos nuevos y de alguna manera los que regresan también son como chicos nuevos como Francisco, que ya era un jugador valioso para nosotros el año pasado y luego, sorprendentemente, lo tuvimos que mantener afuera. Él está sano, está bien, lo está haciendo realmente bien y está jugando muy bien. Ha mejorado como nosotros esperábamos«. Y añadió: «Nosotros lo necesitábamos y él realmente respondió este año con liderazgo, es un mejor atleta. Ha estado en el gimnasio trabajando en su cuerpo y en su juego, y está liderando al incluir a otros muchachos y que sean parte de esto«.



«Es genial tenerlo aquí. Creo que Francisco será una gran fuerza contribuyente de muchas maneras diferentes dentro y fuera de la cancha. Es un gran representante de TCU, comprometido, inteligente, disfruta del campus y de vivir la experiencia TCU y por eso somos muy afortunados de tener de vuelta a Francisco. Realmente lo extrañamos la temporada pasada, lo necesitábamos ahí afuera en la cancha y obviamente está sano. Él es un gran jugador que estaba tratando de demostrar el año pasado«, reafirmó el coach al analizar lo que aportará esta temporada.

Para finalizar, remarcó: «Quiero apoyar a mis compañeros de equipo, incluso en casa o en la carretera. Estoy de vuelta, estoy sano, entonces es tiempo de divertirse. Vamos a sorprender a mucha gente y creo que eso nos motiva. Nadie espera mucho de nosotros, pero ellos no saben lo que se les viene«.



Artículo anteriorÁlvaro Castiñeira: «Estamos buscando una identidad»
Artículo siguienteBerazategui borró del juego a Ferro y alcanzó su quinta victoria al hilo