Foto: Gabriel Palomeque

Parecía que iba a ser una victoria clara para Ferro, que dominó con claridad en el primer tiempo del partido, pero el Tatengue no se iba a rendir tan fácil y dio pelea hasta el final, pero no alcanzó para vencer al verdolaga, que se llevó el triunfo 82 a 74, y sumó su segundo triunfo en su gira inicial de la Liga Nacional. Spano y Laterza fueron las figuras en el conjunto capitalino, con 19 y 17 puntos, respectivamente; mientras que en Unión el más importante fue Andrés Jaime, con 15.



Tras un inicio muy parejo, donde ambos equipos se prestaron el dominio del marcador en base a un buen reparto del goleo, fueron los de Federico Fernández los que comenzaron a aprovechar las ventajas que daba el rival y a encontrar el jugador mejor ubicado para escaparse lentamente en el marcador. Tras haber sacado ocho de ventaja en el cierre del primer cuarto (16-24), mantuvieron un alto ritmo de juego y estiraron la diferencia entre ambos a 21, con un buen parcial de Torresi y Morales.

Parecía que el juego solo tendría que fluir para el conjunto visitante en el segundo tiempo, pero Unión no quería desaprovechar la oportunidad de sumar otro triunfo en casa, y se calzó el overol, bajó el centro de gravedad y mostró una espectacular tarea defensiva en el tercer cuarto, y llegó a acercarse a tres unidades en el promedio del último cuarto (60-63), momento en el que apareció Tomás Spano en su máxima expresión. Tal como sucedió en repetidas oportunidades de las últimas temporadas, el joven base se puso el equipo al hombro y encaminó a los de Caballito al segundo triunfo en esta gira, donde sólo conoció la derrota ante el poderoso Instituto.



Ferro volverá a verse las caras con Atenas en el Héctor Etchart el próximo jueves, mientras que Unión continuará en Santa Fe, donde recibirá a Gimnasia de Comodoro Rivadavia y a La Unión de Formosa el 17 y 21, respectivamente.



Artículo anteriorJunín se transformó en Cooperlandia
Artículo siguienteEl duelo de Cuyo fue para Jáchal