Foto: Fabian Agüero

Oberá sigue viviendo el veranito de misiones y hoy aprovechó el gran momento de Facundo Giorgi para llevarse el triunfo ante un rival poderoso como Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia 83 a 78. El oriundo de Sunchales tuvo una participación espectacular con 21 puntos y 11 rebotes, dominando las acciones y siendo de vital importancia en el cierre del encuentro.

En el arranque del encuentro, los dirigidos por Fabio Demti apostaron a un goleo muy repartido. Bajo la conducción de Nicolás de Los Santos, encontraron distintas manos para anotar y castigar a los de la Patagonia, que se apoyaban en lo que podía hacer Roberto Acuña en la zona pintada, y un buen promedio desde el perímetro. En un parcial muy activo, fueron los locales los que se adelantaron en el marcador 27-17. Con un enchufado arranque de Peralta en el segundo cuarto, el celeste continuó aumentando la ventaja, aprovechando el buen pasaje colectivo, mientras la visita apelaba a distintos arrestos individuales, pero que no alcanzaba y se fueron a los vestuario con una desventaja de 14 (50-36).



En el inicio del segundo tiempo, Gimnasia intensificó su tarea defensiva, y dejó al local en tan solo 12 puntos y de la mano de la dupla Orresta – Mencia, se pusieron en partido y empardaron las acciones en 62, dejando todo abierto para el último cuarto. Para los diez minutos definitivos, Oberá decidió volver a las bases. Con un parcial espectacular de Giorgi (10 puntos), los misioneros volvieron a cantar victoria en la previa al parate por las ventanas FIBA.



Artículo anteriorEl Barcelona se recuperó ante el Burgos
Artículo siguienteA puro triple, Argentino ganó en Mercedes