Los dirigidos por Michael Malone no tienen un minuto de paz en este inicio de temporada. El equipo, que aún espera el retorno de Jamaal Murray (sufrió una rotura de su ligamento anterior cruzado y recién podría comenzar a ver acción en cancha en febrero del 2022), en los últimos días ha recibido una mala noticia tras otras, que han dejado el plantel cada vez más diezmado de cara a lo que resta de la fase regular. La más reciente fue la dura lesión de PJ. Dozier; restando menos de un minuto para finalizar el primer tiempo del juego ante los Trail Blazers, el base sufrió una dura caída en un intento de bandeja sobre Cody Zeller, y se quedó tendido en el piso mientras el juego continuaba con su rumbo. Tras ser atendido por el cuerpo médico, se confirmó que no volvería a ver acción en lo que restaba del encuentro.

En la mañana del miércoles, Adrian Wojnarowski publicó que «Se teme que el base de los Denver Nuggets, PJ Dozier, haya sufrido un desgarro del ligamento cruzado anterior en la rodilla izquierda, dijeron fuentes a ESPN. Se necesita hacer más evaluaciones hoy, pero las imágenes iniciales el martes por la noche en Portland sugirieron un posible final de su temporada.«

La baja del guardia se suma a la del MVP de la última fase regular, Nikola Jokic, debido a un esguince en su muñeca derecha y la de Michael Porter Jr. que está lidiando con un problema con un nervio en su espalda, que podría poner en peligro su temporada. Los Nuggets no hay dado demasiadas precisiones sobre los detalles de la lesión y cuándo se espera que regrese el alero.

Artículo anteriorBuenos minutos de Campazzo en la derrota de los Nuggets
Artículo siguienteNuevas confirmaciones para la temporada 2022 del TFB