(Foto: Barcelona)

La fecha 14 de la Euroliga tuvo como principal atracción al clásico español entre «culés» y «merengues», con el aliciente de que además el vencedor de dicho encuentro en el Palau Blaugrana cerraría la semana como líder en soledad del torneo de clubes más importante del viejo continente.

Con la posibilidad de dar el primer golpe, Real Madrid tomó una rápida ventaja en el electrónico gracias al poderío ofensivo de Adam Hanga y su variado rango de tiro. Sin embargo, pese al mal inicio Mirotic y compañía lideraron la remontada blaugrana que, sumados los tantos de Brandon Davies en el final del primer parcial, empezaron a inclinar la balanza para su lado. El norteamericano mantuvo la tendencia anotadora que dejó su compañero montenegrino y rápidamente superó la decena de tantos, algo que llevó a su equipo a liderar también por dobles dígitos. El equipo de Laso logró circular la pelota como lo había hecho al inicio, lo que le permitió recuperar algo del terreno perdido sobre el cierre de la mano de Tavares, Rudy y Llull.



En el segundo tiempo, la figura de Laprovittola cobró importancia con una asistencia a Mirotic y seis tantos en fila que le permitieron a los de Jasikevicius escaparse a 14 rápidamente. A partir de ahí, el local pudo manejar los hilos oscilando la decena de ventaja. Para abrir el último parcial, nuevamente Lapro fue el hombre indicado con un tiro de larga distancia, a lo que minutos más tarde le sumó una bandeja tras penetración que le valió los aplausos de pie de toda la hinchada. Sobre el cierre del juego el Madrid intentó acercarse, pero en defensa no fue constante y permitió puntos fáciles a su rival para decretar el triunfo de los catalanes por 93 a 80.

Fue una gran noche para Mirotic, que igualó su máxima de carrera en anotación con 31 puntos, a lo que le sumó diez rebotes para completar un doble-doble en 28:59 en cancha. Por su parte, Lapro también tuvo una actuación sobresaliente en la que convirtió 16 tantos, detrás del montenegrino e igualado con Davies, y aportó cuatro asistencias, máxima del equipo igualado con Jokubaitis, en 33 minutos en el rectángulo de juego, siendo el blaugrana que más tiempo jugó.

En el conjunto de Pablo Laso, el goleo estuvo muy repartido y cinco jugadores terminaron con doble dígito: Thomas Heurtel (junto con cuatro asistencias) y Fabien Causeur terminaron con 11, mientras que Sergio Llull, Walter Tavares (adicionó seis rebotes) y Nigel Williams-Goss cerraron con diez.

De esta manera, los de Barcelona se suben a la cima de la tabla de posiciones de la Euroliga con un balance de 12 triunfos y dos caídas, mientras que el Real queda segundo con 11 victorias y tres derrotas. La próxima semana será de doble jornada y el martes será el turno de juego de ambos, el barsa visitando al Estrella Roja de Belgrado y el Madrid recibiendo al Alba Berlin.



Artículo anteriorSilvio Santander: «San Lorenzo mantiene una deuda conmigo»
Artículo siguienteUn duro comienzo para Boca en la BCLA