Curry terminó a un triple del récord de Ray Allen de 2.973 como el máximo triplero de la historia de la NBA. Steph acertó 5 triples y anotó 26 puntos para ayudar a los Golden State Warriors a remontar el partido y quedarse con la victoria por 102 a 100 sobre los Indiana Pacers.

¿Cuándo lo podría lograr? Esta misma noche, nada más y nada menos que en el Madison Square Garden y ante los New York Knicks.



Mientras Curry terminó 5 de 15 desde más allá del arco, sus últimos 3 pusieron a los Warriors a 100-98 y empató el marcador cuando condujo para una bandeja con 48.5 segundos por jugarse. El cachetazo de Kevon Looney con 13.8 segundos para el final rompió el empate y le dio el triunfo a los Warriors.

Así lo ganó Golden State:

Draymond Green y Andrew Wiggins anotaron 15 puntos cada uno, mientras que Looney agregó otros 14.



Artículo anteriorGozó y sufrió por igual, pero Denver se llevó el triunfo
Artículo siguienteDos bajas sensibles para el Real Madrid