Foto: Diego Torres

De menos a más, así fue el desempeño del conjunto riojano en su última presentación del año, que tuvo que batallar para llevarse el triunfo de La Banda tras superar a Olímpico con un claro 93 a 74, con una gran tarea de Gary Ricks (23 puntos) y Nicolás Paletta, que fue doble doble figura para el equipo de Fabricio Salas (14 puntos y 10 asistencias). En los de Leo Gutiérrez el máximo destacado fue Santiago Arese, con 15 unidades.



El juego tuvo un amanecer complejo, con ninguno de los dos equipos encontrando la regularidad ni el juego que quería plasmar para su última presentación del 2021. Tras muchas idas y vueltas, el equipo visitante sacó una mínima ventaja den el marcador; pero la historia rápidamente se dio vuelta, terminando con Olímpico arriba en el marcador en el cierre del primer cuarto (19-18). Ya en los segundos diez minutos, Olímpico fundamentó su juego en los jóvenes, que acompañaron a Arese en la ofensiva. más amigado con el aro, los dirigidos por Leonardo Gutiérrez se escaparon a diez (44-34).

En la apertura del segundo tiempo, alcanzaron a sacar la máxima de 14 a su favor (58-44), lo que indicó el momento para comenzar la remontada para la visita. Con la dupla Paletta – Ricks encendidos, Los Eternos empezaron a indicar el camino para dar vuelta la historia y, con un parcial de 20 a 0 a su favor, la épica estaba a la vuelta del esquina. Ya con la confianza por las nubes, al goleo se sumó la tarea de Sánchez y Farmer, y el funcionamiento de Riachuelo fue un relojito. El conjunto local nunca pudo engranar la reacción y se terminó quedando con las manos vacías y cerró su participación en el 2021 con una derrota.

Artículo anterior«No hay planes en este momento para detener la temporada»
Artículo siguienteBernardo Murphy: «Necesitamos defender y después fluir en ataque»