El pampeano, que viene de disputar parte de la temporada en la Liga Uruguaya y la Basketball Champions League Américas, se sumará al conjunto bandeño para lo que resta de la temporada de la Liga Nacional, y para la edición 22/23.

El alero, que comenzó su paso en la liga en Atenas de Córdoba vistió los colores de Defensor Sporting en la LUB y los de Nacional en la BCLA. En el torneo local alcanzó a disputar 6 partidos, en los que promedió 12.5 puntos, 0.7 asistencias, 7.3 rebotes y 1.2 recuperos en una media de 29 minutos en cancha. En la Champions, solo disputó una presentación, en la ventana que se llevó a cabo en Santiago del Estero (convirtió 6 puntos y bajó 3 rebotes).

En el ámbito argentino, su último club fue Unión de Santa Fe en la liga Argentina, equipo en el que logró el ascenso a la máxima categoría. Será la primera experiencia para él en la élite con una camiseta que no sea la de Atenas de Córdoba, dónde estuvo hasta la temporada 20/21.



Artículo anteriorHoracio Muratore: «Sueño con una América potente»
Artículo siguienteSiguen los cambios en Riachuelo