(Foto: Marcelo Endelli)

La situación sanitaria por la pandemia del Covid-19 volvió a atacar fuertemente al mundo y en el país se han registrado máximas históricas de casos positivos. Esto no es ajeno a la Liga Nacional, que antes del receso debió suspender algunos juegos y, en las últimas horas, se confirmó que el conjunto de Boedo es uno de los más afectados.

Se confirmó que 22 testeos realizados entre los planteles y cuerpos técnicos de los equipos de Liga y LDD fueron positivos, siendo todos asintomáticos y atravesando la situación sin mayores inconvenientes. Esto generará la suspensión de los primeros juegos del ciclón en enero, iniciando el viernes 7 cuando debía visitar a Oberá, el domingo a Comunicaciones y el martes a Unión.

Artículo anteriorGiddey, el más joven en conseguir un triple-doble
Artículo siguienteCompleta actuación de Campazzo en la derrota de Denver