(Foto: Prensa Peñarol)

El conjunto milrayitas arrancó el año como había terminado el anterior, ganando en casa. Esta vez la víctima fue Riachuelo, que no pudo detener el buen andar de los marplatenses y cerraron el encuentro con su sexta victoria en fila por 92 a 80 para seguir en la lucha por los primeros puestos de la tabla.

Bruno Sansimoni fue el máximo anotador en el elenco de Ramella, aportando 21 puntos a lo que le sumó cinco asistencias. Pero en un equipo diezmado por varias bajas por Covid-19, la labor de los seis jugadores que ingresaron fue destacable: Tevin Glass (junto con 10 rebotes) y Tomás Monacchi finalizaron con 16, Joaquín Valinotti con 15, Phillip Lockett con 13 y 11 rebotes y Carlos Buemos con 11.

En el lado de los de Daniel Farabello, Selem Safar y Nicolás Paletta fueron los máximos artilleros con 17, con 7 y 5 rebotes respectivamente. Miguel Gerlero los siguió de cerca con 16, mientras que Ignacio Alessio sumó 12

Artículo anteriorFerro comenzó el año con una sonrisa
Artículo siguienteLa 41 de Nowitzki, eterna en Dallas