Foto: Leandro Gómez

La gloria llegaba con bajas sensibles a su primer encuentro del 2022. El conjunto cordobés se presentaba sin Tayavek Gallizzi y Mateo Chiarini por lesión, Mariano Fierro y Nicolás Copello por covid positivo y sin Federico Elías, que se encuentra a la espera de la situación legal tras el accidente que lo involucró. Por su parte, los de Nuñez tan solo presentaban la baja de Franco Smanioti, también a causa del virus.



Ambos equipos salieron a comerse la cancha, con una gran efectividad y un alto goleo, presentaron un gran espectáculo para los que se acercaron al Sandrín. Con el debutante Toni Vicens enchufadísimo, Instituto se adelantó en el marcador, pero con un reto mediante de Bernardo Murphy, Obras se obligó a intensificar su defensa, y la historia se empardó 27 a 26 al cierre de los primeros diez. En el segundo cuarto, los de Lucas Victoriano siguieron apostando al goleo del español, que fue un dolor de cabeza para el tachero, que recurrió a un goleo bien repartido (liderado principalmente por Serres) para mantenerse en partido, yéndose al descanso largo abajo por seis (49-43).

A la vuelta de los vestuarios, parecía que Instituto estaba decidido a terminar con esta historia. En menos de 2 minutos, metió un parcial de 10-0 que le permitió tomar un poco de aire y, a pesar que Obras mostró una mínima reacción, los cordobeses siguieron estirando su ventaja hasta 15 (80-65) en el cierre del tercer cuarto. El último parcial fue un absoluto recital del tachero, que repitió la metodología del goleo repartido, bajo la conducción de Pepo Barral y Juampi Venegas, que se hicieron cargo de las acciones. Cuando la historia parecía estar a favor del loca con una ventaja de 3 puntos, el peruano, con un bombazo espectacular desde la esquina, envió la historia a suplementario.

A puro triple fue el desarrollo del tiempo extra, y Obras logró adueñarse momentáneamente del marcador, aprovechando la sobrecarga física que comenzaba a castigar a los jugadores de Instituto. Los de Murphy obligó a La Gloria a apostar por el tiro externo, mientras en ofensiva seguía viviendo de las buenas tareas de Stone y la conducción de Venegas. Finalmente, Obras estuvo más fresco, y terminó consiguiendo la victoria con un peleadísimo 109 a 105.

Artículo anteriorTodo listo: este domingo vuelve Klay Thompson
Artículo siguienteDenver le firmará un contrato de 10 días a Cousins