(Foto: Marcelo Endelli)

Peñarol sigue en su mejor momento y la primera gira del año la arrancó con otra victoria, la octava que lo posiciona como uno de los equipos del momento, esta vez por 86 a 65 ante Platense, con una gran presentación de Joaquín Valinotti que terminó como el máximo anotador de la noche con 29 unidades.

Bajo el agotador clima de la capital nacional, Platense y Peñarol protagonizaron un partido caliente desde el primer minuto en la casa del calamar, tiempo suficiente para que Lugli saliera por dos técnicas. El milrayitas entró rápidamente en juego y marcó las primeras diferencias, pero a fuerza de tiros de tres el dueño de casa respondió desde el otro costado para emparejar las acciones del primer cuarto.

Los de Ramella lograron mover mejor la pelota en los primeros minutos del segundo cuarto, algo que los llevó a estirar nuevamente la máxima a 17, momento del juego en el que el marrón no logró acomodarse en defensa y solo se sostuvo con la producción de Pais. Sin embargo, la mejoría llegaría nuevamente con el correr de las jugadas de las manos de Bernardini y Pais que entraron en juego con buenas acciones individuales para finalizar cerca del aro y estabilizar la desventaja.

Tras el descanso largo Platense mejoró sustancialmente en defensa, doblando marcas y punteando mejor los lanzamientos de larga distancia. Eso se tradujo en una baja anotación del milrayitas, que en el otro costado sufrió la efectividad de Massa y la inteligencia de Pais para generarse espacios y robar faltas. Si bien eso acercó al calamar en el tanteador, Peñarol pudo encontrar espacios para correr la cancha y lastimar por esa vía, sumado a un buen pasaje de Thornton para cerrar el cuarto doce arriba.

En el último, como sucedió en los parciales anteriores, comenzó mejor la visita, que logró imponer su ritmo en ambos costados para evitar la reacción de su rival y a la vez movió mejor la bola, generando ofensivas bien ejecutadas con buenas definiciones. Esta vez la reacción del calamar no llegó, en parte por lo extenuante del partido y la corta rotación, y finalmente el elenco marplatense se quedó con su tercer triunfo del 2022.



Con esta victoria, Peñarol llega a ocho de manera consecutiva, siendo el equipo con la mejor racha de la liga, y se sube al tercer puesto de la tabla con 11 triunfos en 16 presentaciones. Por el lado de Platense, vuelve a caer tras cuatro juegos ganados, una suma que le permite no caer de la 14a ubicación.

Artículo anteriorJuan Manuel Varas: «No hay un manual para competir dentro de una pandemia»
Artículo siguienteOlímpico rescató una victoria espectacular en Junín