Foto: Marcelo Endelli

El arranque del partido tuvo varios momentos de rachas, donde el Calamar fue quien golpeó primero adelantándose en el marcador, aprovechando la presencia de Aprea en la zona que castigaba cerca del aro; mientras que el Xeneize se apoyó en el goleo de Leandro Vildoza, que con una racha anotadora y una buena conducción lideró a Boca, que tomaba el liderazgo en el marcador. Pero a puro bombazo de Felipe Pais, Platense volvió a reencontrarse con su juego y logró empatar las acciones en 19 al final del primer cuarto.

La tendencia no cambió demasiado para los segundos diez minutos. Los de Gonzalo García se ilusionaron con un parcial 10-2 en el arranque, pero reto mediante del Cholo Vázquez, el calamar comenzó a encarrilarse nuevamente. Con intervalos donde ninguno de los dos fue claro en ofensiva, el calamar terminó sacando rédito a su favor, y se fue al descanso largo cayendo tan solo por tres (36 a 33).

A la vuelta de los vestuarios, parecía que Boca salía a comerse la cancha. Anuló a los tiradores y logró cortar la línea de pases; mientras del otro lado castigaba de la mano de un enchufado Nesmitt. Con la Bombonerita jugando su propio partido, sacaron la máxima de nueve (48-39), una diferencia que podría haber sido mayor, pero los de Gonzalo García sumaron muchísimas pérdidas (15 hasta ese momento), que fueron capitalizadas por el rival, que se mantenía en partido (50 a 46) al finalizar el tercero. El Xeneize empezó a inclinar la balanza a su favor en el arranque del último cuarto; sumando con autoridad en la pintura, y castigando en momentos claves desde el perímetro se escapó a 18 (73-55), terminando de quebrar el juego.



Artículo anteriorCristian Cortés: «Vengo a ganar el título en la LNBP y el de la Liga Estatal»
Artículo siguienteLuca Vildoza: «Quiero volver a la NBA»