Era una jornada del torneo más que esperada en nuestro país. Después de muchos meses, dos argentinos tendrían acción en la competencia más importante de Europa. Con distintas realidades, Nicolás Laprovittola y Gabriel Deck sumaron minutos en sus respectivos equipos, a la espera del clásico que se disputará el domingo 23 de enero por Liga Endesa.

El Barcelona tuvo un juego complicado; fue de más a menos a lo largo del partido, y se quedó con las manos vacías al caer en condición de visitante ante el Unics Kazan por 70 a 64. El conjunto blaugrana tuvo la buena noticia de la vuelta de Nick Calathes, tras su larga ausencia de 6 semanas; pero también presentó las bajas de Pierre Oriola, Álex Abrines (lesionados) y Mirotic, positivo de covid-19. Nicolás Laprovittola fue titular y completó su planilla con 8 puntos (2/4 en triples y 1/2 en dobles), 2 rebotes, 2 asistencias y 1 robo en 26:28 minutos en cancha. Higgins, con 17 puntos, y Davies, con 16, han sido los azulgranas más destacados.

Con este resultado, el Blaugrana se mantiene en el segundo lugar de la tabla de posiciones con un registro de 16 triunfos y 5 derrotas.

Distinta realidad tuvo el Real Madrid, que alcanzó su quinta victoria de forma consecutiva, al superar al Alba Berlín en condición de visitante por 89 a 74; lo que le permitió alcanzar el liderazgo en el torneo máximo, con un récord de 16-3. La gran noticia para el básquet argentino fue el regreso de Gabriel Deck al conjunto merengue, tras su salida de los Oklahoma City Thunder. El santiagueño estuvo 9 minutos en cancha, en los que sumó 2 puntos (1/2 en dobles) y 1 rebote. Thomas Heurtel y Vincent Poirier fueron los máximos destacados, con 17 y 13 unidades, respectivamente.

Artículo anteriorQuimsa se sigue escapando en lo más alto
Artículo siguienteGastón Whelan: «Queremos sumar para llegar de la mejor manera a los playoffs»