Foto: Gabriel Palomeque

Después de haber sufrido tres caídas en fila, el turco festejó la recuperación en su visita al Angel Malvicino al superar al Tatengue 89 a 79, quedándose además con la ventaja entre ambos equipos, pensando en las colocaciones para el final de la fase regular. Con este resultado, los de Juan Manuel Varas quedaron con un récord de 6-10, que los ubica en el puesto 15, mientras que los de Santa Fe se encuentran dos escalones más abajo, con 6-13. Con 19 puntos, Daniels y Cooper, fueron los más destacados del juego.

El encuentro comenzó con un marcador extremadamente parejo, con muchas idas y vueltas entre ambos equipos, que apostaron por un goleo repartido en la cercanía del aro. En este marco, fueron los visitantes los que lograron sacar una pequeña ventaja en la primera mitad del encuentro, en gran parte gracias a la gran tarea de sus dos foráneos, que tuvieron buenos porcentajes de tiro. Finalmente, los de Junín se fueron al descanso largo dominando las acciones por diez, 39 a 49.

Al regreso de los vestuarios, Unión no logró encontrarle soluciones defensivas a la tarea de los anotadores del Turco. Además de la buena acción de sus extranjeros se le sumaron buenos pasajes de Araujo y Slider, completando un cuarteto anotador infalible, que le permitió a la visita mantenerse al frente en el marcador. La paridad entre ellos se mantuvo, el Tatengue llegó a acercarse a tres, pero a sus acciones sólo había respuestas agresivas de Argentino. Ya en el último parcial, la brecha llegó a estirarse a 17 (70-87) y los dirigidos por Juan Manuel Varas se dedicaron a llegar al final del encuentro con la victoria en la mano, recuperándose de sus últimas tres caídas en casa.

Artículo anteriorJuan Pablo Cantero: «Estoy contento por volver a La Liga»
Artículo siguienteSan Martín se recuperó en casa