Esperadísimo partido disputaron el Real Madrid y el Barcelona en el Wiznk Center por la jornada 16 de la Liga Endesa, donde los de Saras Jasikevicius se llevaron el triunfo 85 a 75, quedándose con la ventaja ante el merengue por segunda vez en la temporada. De esta manera, el blaugrana se aseguró quedar por encima de los dirigidos por Pablo Laso, en caso de igualar el récord en la fase regular.



Nicolás Laprovittola volvió a ser titular, y tuvo un papel fundamental en el juego; no sólo en la parte ofensiva donde logró anotar y repartir el juego para sus compañeros, sino también en la parte defensiva, complicando a sus rivales y robando faltas ofensivas fundamentales en el encuentro. Finalmente, el de Morón completó su planilla con: 9 puntos (0/3 en triples, 3/5 en dobles y 3/3 en tiros libres), 5 rebotes, 6 asistencias, 1 tobo y 19 de valoración (la mas alta del Barsa, junto a Kuric) en 27:48 minutos en cancha.

Gabriel Deck finalmente pudo estar presente en el clásico. Pablo Laso decidió que Trey Thompkins fuera el jugador que no formara parte del roster. Los blancos contaban, además, con la baja de Fabien Causeur. Finalmente, el santiagueño aportó 4 puntos (1/1 en tiros de campo y 2/2 desde la línea de líbres) y 2 rebotes en 9:39 minutos en cancha, totalizando 2 de valoración.

Con este resultado, el Barcelona alcanza un récord de 12-3, mientras que el Real Madrid presenta un registro de 16-2, cortando una racha de diez victorias de forma consecutiva entre las dos competencias que disputa. Los merengues tendrán dos juegos de Euroliga en el futuro próximo: el 25 de enero ante el Unics Kazan y el 28 ante el Mónaco. Por su parte, el Barsa se medirá ante el Asvel el 27, y volverán al torneo local para recibir al Joventut el 30 de este mes.

Artículo anteriorAcción para Bolmaro, este domingo, en G League
Artículo siguienteNico Laprovittola: «Vinimos hasta acá para conquistar todo lo que podamos»