Copyright 2021 NBAE (Photo by China Wong/NBAE via Getty Images)

Muy poca gente en el planeta puede decir haber sido la primera en haber hecho algo, en general. Mucho menos si ese algo es debutar en la NBA y si la comparación es con todo un país, uno de más de 50 millones de habitantes. Desde el pasado 30 de diciembre, Colombia se unió a la lista de naciones con al menos un jugador en la historia de la mejor liga del mundo: Jaime Echenique (Barranquilla, 27 abril 1997) fue quien rompió la barrera.

En la lista ya estaban Brasil y Argentina, con 18 y 15 representantes, los líderes de Latinoamérica, así como Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, México o Uruguay, con Esteban Batista como único representante. Porque como dijo Jaime, tras debutar ante los Cavs “esto es para mí, para mi gente, para mi barrio, para mi ciudad, para mi país y para Suramérica en general”. La historia es mayor si se comparte.

Copyright 2021 NBAE (Photo by Stephen Gosling/NBAE via Getty Images)

Tras finalizar el entrenamiento del viernes, antes del partido ante los Windy City Bulls la noche siguiente, el barranquillero atendió a UCU Web desde el centro de entrenamiento de Capitol City Go-Go, el equipo afiliado a los Washington Wizards de la G-League. Los de la capital conseguirían la victoria 111-108 con 14 puntos y 4 rebotes de Echenique en apenas 13 minutos. Efectivo, como siempre, pero lejos de su mejor partido: este curso promedia 20 y 8.3 rebotes por partido en menos de 25 minutos. 

Se sienta tranquilo a repasar su carrera, que no por corta deja de ser interesante. Sin dejar casi nada, hablamos de su paso por España y una lesión que le apartó media temporada en el GBC, de la decisión de quedarse en Washington a pesar de ser cortado la última semana de training camp en lugar de aceptar las ofertas de Europa — que existían. De objetivos, siempre a corto plazo, porque Jaime solo piensa en mañana, del futuro de la selección colombiana o la influencia de figuras como Greg Monroe, compañero de vestuario. 

Echenique tiene tiempo de hablar de casi todo. De lo que no quiere ni hablar es del futuro a largo plazo. “Antes de pensar en el próximo verano, disfruto mucho del día a día” nos explica. Los pies en el suelo, la cabeza siempre asentada y la humildad de un jugador que, pese a haber hecho historia, sabe que su camino acaba de empezar. Y si el trabajo duro y la ética dan resultados, estaremos hablando del colombiano muchos años. Porque Jaime ha abierto la puerta, pero para nada ha cerrado su historia en la NBA.

Mirá la entrevista completa:

Nota: Alejandro Gaitán Ojeda | @alejandroggo | alejandrogaitan.com



No te pierdas ni un solo detalle de lo que ocurre en la NBA con el micrositio dedicado en nuestra página.

Micrositio de la NBA | UCU WEB

Artículo anteriorOtra victoria de Denver sobre los Pistons
Artículo siguienteGabriel Girón: «El futuro puede ser muy prometedor para México»