Foto: Prensa Argentino

Desde el mismo salto inicial, el turco de Junín comenzó a construir una importante victoria para recuperarse de sus últimas dos caídas en fila. El ciclón no logró encontrarle las soluciones al juego que se le hizo cuesta arriba. Un Thomas Cooper enchufadísimo fue la máxima figura de la noche, con 26 puntos, mientras que en la visita se destacó la tarea de Leandro Cerminatto con 18 unidades. Por primera vez en la temporada, el Ciclón quedó con salgo negativo (9-10).

Ya en los primeros diez minutos del juego, Argentino doblegó a su rival, llegando a sacar una máxima de 18 (27-9), una dinámica que se mantuvo a lo largo del encuentro. San Lorenzo intentó descontar por todas las vías de gol, pero los locales aprovecharon los errores de su rival para correr la cancha y castigar en todas las oportunidades. Con un buen porcentaje desde el perímetro (56%, con 13/26 desde la línea de 6.75m), y buenas decisiones en la zona pintada, la historia se inclinó a un solo lado.

La diferencia no sólo no logró disminuirse, sino que llegó a ser de 25 unidades en el cierre del tercer parcial (77-52). De esta manera, los de Varas se recuperaron de las últimas tres caídas en casa y volvieron a festejar con su gente, que se acercó al Fortín de Las Morochas.

Artículo anteriorLos de La Rioja siguen de racha en el Superdomo
Artículo siguienteLa cuarta seguida de Denver llegó ante Pelicans