Foto: Matías García

En la fresca mañana de la Capital Federal, Obras aprovechó a un desgastado Peñarol, que luego de la hazaña lograda en la Bombonerita el último jueves, no aguantó la energía de la remontada y se llevó el triunfo con un ajustado 86 a 80. Con este resultado, el aurinegro se mantiene en el noveno lugar, con un récord de 12-9, mientras que los de Mar del Plata cayeron hasta la cuarta colocación, y presentan un registro de 16-7.

El juego tuvo un dominio casi total del local en la primera mitad del partido, con varios actores siendo determinantes en la ofensiva, bien liderados por la tarea de Pedro Barral, que terminó siendo la máxima figura del juego con 20 puntos, 4 rebotes y 8 asistencias. A él se le acoplaron muy bien las actuaciones de Keith Stone y Lautaro Berra, con 18+9 y 15 puntos, respectivamente.

A pesar que todo parecía a pedir de Obras en el primer tiempo, en el tercer cuarto, los visitantes tiraron toda la carne al asador, con un Bruno Sansimoni incontrolable en ofensiva, los de Leandro Ramella se ilusionaron con la remontada; y estuvieron a nada de dar vuelta el marcador. Finalmente, el resto físico y la intensidad del tachero terminó dominando el cierre, dejando a Peñarol con las manos vacías. A pesar de la caída, la tarea del ex Boca fue destacada, con 17 unidades, escoltado por Tevin Glass (15 puntos y 6 rebotes) y Carlos Buemo (13 puntos).

La revancha de este juego sucederá bastante pronto, el 17 de febrero, en el Polideportivo Islas Malvinas. Previo a eso, los de Nuñez visitarán a Platense el 14 de febrero, mientras que el Milrayita tendrá un compromiso ante San Lorenzo en la misma fecha.

Artículo anteriorFacundo Campazzo: «La NBA se trata de estar siempre listo»
Artículo siguiente¿Qué pasó entre Campazzo y Smart?