(Foto: Javier Gallo - Prensa Olímpico)

El elenco bandeño tuvo una gran noche ante su gente y derrotó en el Vicente Rosales a los de Comodoro Rivadavia, uno de los líderes de la Liga Nacional, por 95 a 80 para cortarle la racha que traían de siete triunfos en fila y poder ubicarse en la undécima colocación, regresando a puestos de playoffs.



En el conjunto de Leo Gutiérrez el más destacado en la victoria fue Sebastián Morales, quien terminó la noche con 28 puntos como el máximo anotador del juego. Además, estuvo acompañado por las buenas presentaciones de Elyjah Clark con 18 tantos, Guillermo Aliende con 13, Leo Lema con 12 y la producción integral del capitán Santiago Arese con 5 y 10 rebotes.

Por su parte, en los de Martín Villagrán lo mejor llegó de las manos de Yoanki Mencia, que aportó 13 unidades y 8 tableros. También pudo contar con lo realizado por Agustín Barreiro, quien pese a haber sido expulsado del juego, cerró la noche con un doble-doble de 15 puntos y 10 rebotes. Marcus Elliott también tuvo una buena función en cuanto a la anotación y terminó con 17, en tanto que Facundo Vázquez hizo lo propio con 14.

Bastante tiempo deberá pasar para volver a ver en acción a los santiagueños, ya que su próximo compromiso será recién en marzo, más precisamente el viernes 4 cuando se enfrenten a La Unión de Formosa nuevamente en su estadio. En el caso de Gimnasia, seguirá por algunas fechas más de viaje y este jueves enfrentarán a Quimsa en el Estadio Ciudad de Santiago del Estero.

Artículo anteriorEn un final cerrado San Martín pudo con Boca
Artículo siguienteSegundo triunfo en fila para Atenas en un duelo directo