Foto: FIBA

El Manresa jugó de igual a igual, pero no pudo contra el Darussafaka y cayó en condición de visitante por 89 a 84. Con este resultado, el conjunto catalán se mantiene en la segunda colocación del grupo J en la Basketball Champions League, con un récord de 3-2 en la fase de ganadores, tan solo por debajo del Tofas, que presenta 4-1.

Juan Pablo Vaulet vio buenos minutos de acción. Finalmente colaboró con 5 puntos (1/3 en dobles y 1/3 desde los 6.75), 7 rebotes y 2 asistencias en los 18:26 minutos que estuvo en cancha. Chima Moneke fue el máximo anotador del conjunto catalán, con 26 unidades.

El Manresa volverá a ver acción el fin de semana en un durísimo juego en condición de visitante ante el Real Madrid. Por el torneo continental recibirá al Tofas el 22 de marzo, a las 16:30 de nuestro país.

Artículo anteriorLa media distancia está más viva que nunca (y esto lo demuestra)
Artículo siguienteCon Laprovittola intratable, Barcelona venció a Baskonia