Foto: Matías García

En la jornada matutina de la Liga Nacional, los de Boedo lograron sacar adelante un partido muy complejo venciendo a un irregular Boca, por 91 a 87. De esta manera, los dirigidos por Quintans volvieron a ingresar en puestos de post temporara (12° desplazando a Platense), con un récord de 14-19. Por su parte, los Xeneizes caen a la novena colocación, con un registro de 19-15.

La máxima figura del partido fue Leandro Ceminato, que completó una planilla espectacular con 25 puntos y 6 rebotes, escoltado por la descomunal actuación de Matías Sandes, que firmó un doble doble de 22 unidades y 11 tableros. José Defelippo completó el tridente ofensivo con 15 tantos.

En la visita, lo más importante vino de la mano de Leonel Schattmann, máximo goleador del equipo con 19 puntos (6/7 en tiros de campo). También fue destacado lo de Kevin Hernández, con 17 unidades, 5 rebotes y 1 tapa, totalizando 22 de valoración. Adrián Boccia, con 12, fue otra de las valoraciones más altas del juego. El rosarino terminó con 12 tantos y 2 asistencias.

San Lorenzo tendrá tres juego en condición de visitante en su futuro cercano. El 6 de abril visitará a Platense en Vicente López, el 9 a Obras y cerrará el 12 reencontrándose con Boca. Para los Xeneizes habrá un parate en la actividad de la Liga ya que viajarán a Rio de Janeiro donde afrontarán el duelo ante Biguá por los cuartos de final de la Basketball Champions League el próximo miércoles 6.

Artículo anterior¡Es Oficial! Manu ingresó al Salón de la Fama
Artículo siguienteManu Ginóbili: «Siempre me enfoqué en objetivos alcanzables»