Foto: Prensa Real Madrid

Increíble partido se vivió en el WiZink Center, donde el Real Madrid tuvo tres cuartos espectaculares, dominando a los alemanes hasta el final del tercer parcial. A partir de allí, una ráfaga de 38-13 acabó con las ilusiones del merengue de escalar posiciones en el cierre de la fase regular. Actualmente, los dirigidos por Pablo Laso acumulan cuatro caídas al hilo, y alcanzan un récord de 18-10, ubicándose en el cuarto lugar.

Gabriel Deck tuvo un buen partido, completando su planilla con 12 puntos (2/4 en triples, 1/1 en dobles y 4/4 desde la línea de libres), 5 rebotes, 1 asistencia y 2 robos en 22:53 en cancha; totalizando 17 de valoración. El goleo de los blancos tuvieron un goleo repartido, con 4 jugadores en 12 puntos; además del santiagueño Llull, Yabusele y Caseur.

Con esta caída, quedó definida la posición de los blancos en la competencia, pero esperará un poco más para conocer a su rival en playoffs, que puede ser Maccabi Tel Aviv o Anadolu Efes.

El Real Madrid deberá sobreponerse rápidamente a este complejo momento, ya que el domingo, desde las 13:30 deberá enfrentar al Barcelona en una nueva edición del clásico de la máxima categoría de España.

Artículo anteriorTres juegos para cerrar la semana en la Liga
Artículo siguienteCrisis en el Real Madrid