Foto: Guille Ruarte

Gimnasia quiere consolidarse en la segunda colocación y hoy dio un paso más hacia ese objetivo venciendo a Riachuelo en condición de visitante con un ajustado 87 a 81. Con este resultado, los dirigidos por Martín Villagrán alcanzan un récord de 25-12 y son los únicos escoltas de Quimsa (26-8). Por su parte, los Eternos salieron momentáneamente de playoffs, con un registro de 15-21, por debajo de Obras, que ingresa con el mismo registro.

Sebastián Vega tuvo un juego espectacular, siendo la máxima figura de la noche, completando su planilla con 26 puntos (con 4/12 en triples, 4/7 en dobles y 6/7 desde la línea de libres), 5 rebotes, 2 asistencias y 4 robos. Marcus Elliot, con 12, fue el segundo anotador del equipo, escoltados por Facundo Vázquez, otro de los destacados con 11 tantos y 6 pases gol.

Los locales encontraron en Gary Ricks lo más importante en la parte ofensiva, aportando 27 puntos, mientras que Selem Safar colaboró con 20 unidades. Martín Leiva completó el tridente ofensivo, con 11.

Gimnasia tendrá un solo duelo para terminar la fase regular, los del la Patagonia determinarán su posición ante San Lorenzo, en condición de local. A los riojanos le quedan aún dos partidos. El primero ante Atenas (el 14) y cerrarán contra Olímpico de La Banda, ambos en el Superdomo de La Rioja.

Artículo anteriorFrank Vogel no continuará en los Lakers
Artículo siguientePeñarol aseguró su pasaje a cuartos