Foto: ACB

Marcelinho Huertas (Lenovo Tenerife) vuelve a ser una edición más, nuevamente con cuatro jornadas de antelación, Mejor Jugador Latinoamericano de la Liga Endesa 2021-22.

Con 135 puntos en su casillero, saca 57 de ventaja a sus dos perseguidores más próximos, Bruno Fitipaldo y Ángel Delgado (78), que como mucho podrían sumar 48 puntos en los cuatro encuentros restantes, por lo que tras la Jornada 30 su victoria ya es matemática.

Por cuarta temporada seguida, la acb, conjuntamente con la Agencia EFE, líder en América Latina, entrega este galardón oficial para distinguir al mejor de los jugadores latinoamericanos que participan en Liga Endesa.

Desde este lunes, tres cuartos del palmarés histórico del premio corresponden al brasileño del Lenovo Tenerife, que también lo ganó en la 2019-20 y en la 2020-21. El único que se atrevió a cuestionar su reinado fue el argentino Nicolás Laprovittola, allá por la 2018-19, cuando inscribió su nombre en el palmáres jugando con el Divina Seguros Joventut.

Jornada a jornada, un jurado formado por periodistas, jugadores y/o entrenadores del baloncesto latinoamericano vota las tres mejores actuaciones individuales con 3, 2 y 1 punto. De esta forma, se elabora un ranking semanal que se va acumulando en la clasificación global.

De los 135 puntos de Marcelinho Huertas a los 3 de Fernando Zurbriggen, 14 son jugadores los que han logrado sumar algún punto en este ranking. Curiosamente, el principal rival de Huertas para conquistar el premio fue su compañero de equipo Bruno Fitipaldo, líder durante la primera fase del curso que actualmente comparte la segunda plaza con un Ángel Delgado en auge. Ambos tienen 78 puntos. Augusto Lima, con 73, luchará por el pódium, con Jayson Granger (69) y Nico Laprovittola (62) de aspirantes al cuadro de honor final.

Antes de la Jornada 8, momento en el que Marcelinho Huertas logró su primera nominación a Mejor Latinoamericano de la campaña, el brasileño ocupaba la 5ª plaza en el ranking con solo 14 puntos, a 25 de su compañero Bruno Fitipaldo.

El momento en el que forjó su éxito final fue en el arranque de la segunda vuelta, encadenando las nominaciones a Mejor Latinoamericano en las Jornadas 18, 21, 22, 23 y 25, para dejar casi sentenciada la clasificación general.

En total, 6 nominaciones, por delante de las 4 de Fitipaldo y Laprovittola, las 3 de DelgadoGranger y Rivero y las 2 de Lima y Deck. Por su parte, BrussinoMeindlLuz y Benite también lograron esa distinción durante la 2021-22.

«Sigo con hambre, queriendo jugar al máximo nivel que pueda y ayudar al equipo a hacer otra temporada memorable», anunciaba en septiembre al recoger su segundo galardón. Transcurridos siete meses de aquel instante y a las puertas de cumplir 39 años -lo hará el próximo 25 de mayo-, Marcelinho Huertas sigue atravesando un momento muy dulce de inspiración y juego.

El base brasileño es referencia en un Lenovo Tenerife que roza el billete para el Playoff de Liga Endesa, destacando una temporada más en un sinfín de estadísticas y luchando hasta el final por la corona de las asistencias: tras 30 jornadas es segundo (6,3 de promedio), rozando las 6,4 por partido de Shannon Evans.

Además, Huertas ocupa en el Top15 en un sinfín de rankings ligueros de este curso: 6º en porcentaje de tiros libres (90,1%), 10º en tiros de dos (4,3), 12º en valoración (15), 14º en tiros libres (2,7) y 15º en puntos (13,1), amén de exhibir un +3,9 en el Más/Menos, el 20º mejor de la competición.

Marcelinho Huertas: «No tengo ni palabras, es un orgullo»

Al conocer la noticia, el base aurinegro se mostró muy satisfecho por repetir el premio: «Para mí, que tendré 39 años cuando termine la temporada, recibir otro trofeo de Mejor Jugador Latinoamericano… no tengo ni palabras. Es un orgullo y una grata sorpresa. Solo formar parte de un grupo con tantos jugadores latinoamericanos de alto nivel ya es un honor, así que imagínate ganarlo. ¡No podría estar más contento!”

Marcelinho Huertas, que le dio gracias a EFE (“Es un trofeo maravilloso”), quiso compartir su éxito con sus compañeros del Lenovo Tenerife. «Quiero agradecer todo lo que me ha pasado en mi carrera deportiva, al equipo y al entrenador, que confía en mí ciegamente desde hace ya no sé cuánto tiempo».

«Jamás imaginé llegar hasta aquí y seguir consiguiendo que seamos un equipo muy competitivo año tras año. Los logros individuales te sirven siempre y cuando el equipo tenga buenos resultados», añadió Huertas, feliz por lo que ya empieza ser una tradición. El Mejor Jugador Latinoamericano de las últimas tres temporadas sigue acumulando hitos en la Liga Endesa.

Nota: Prensa ACB

Artículo anteriorSofía Wolf y Agustina Marín, campeonas con Berazategui, en 3X3
Artículo siguienteGuillermo Saldaña es el nuevo entrenador de Comu