Foto: Leandro Gómez

Interesante duelo se dio entre la Gloria y los correntinos en el amanecer de los cuartos de final en el Ángel Sandrín. Los dirigidos por Lucas Victoriano sufrieron un poco más de la cuenta, pero lograron adelantarse 1 a 0 en la serie al llevarse el primer juego 98 a 91.

El albirrojo tuvo una noche fenomenal desde el perímetro (18/39 desde ese rubro), comenzando a castigar desde el primer parcial, donde llegó a tener un categórico 7/8. La visita llegó a complicarlos durante varios pasajes, apoyándose en la buena tarea de los internos. Finalmente terminó pesando el goleo colectivo de los locales, que respiraron aliviados en el cierre.



Con 17 puntos (y 5/6 desde los 6.75m), Luciano González fue el máximo anotador del quipo, escoltado por los 16 que sumó Tayavek Gallizzi. Viniendo desde la banca fue vital lo de Nicolás Copello y Toni Vicens, con 15 y 13, respectivamente.

En la visita, el destacado de la noche fue Nicolás Aguirre, que acarició el doble doble con 21 puntos y 9 asistencias. Gary McGee tuvo uno de sus mejores encuentros en el remero, colaborando con 18 unidades y 7 rebotes. En la segunda unidad, Xavier Carreras aportó 16 tantos, con 5/7 en tiros de campo.

La continuidad de la serie será el martes, nuevamente en el Ángel Sandrín, a partir de las 21:00.

Artículo anteriorUn triunfo durísimo de Golden State
Artículo siguienteA partir de sus extranjeros, Quimsa le ganó a Oberá