Foto: ACB

Por la jornada número 32 de la Liga ACB, el Real Madrid tuvo que batallar, literalmente, hasta la última bola para vencer al Obradoiro, con un ajustadísimo 89 a 88, gracias a un palmoteo de Alberto Abalde tras un tiro desesperado de Sergio Llul, cuando los de la capital española se encontraban un punto abajo en el marcador.

Con este resultado, los dirigidos por Pablo Laso se aseguraron el segundo puesto de la fase regular, y alcanzan un récord de 23-9. Por su parte, los gallegos no lograron escapar de la lucha por el descenso. Con un registro de 11-21, se ubican en la decimotercera colocación.

Gabriel Deck ingresó desde el banco, y aportó 6 puntos (con 3/5 en tiros de dos), 4 rebotes y 1 recupero en casi 22 minutos en cancha, totalizando 7 de valoración. Sergio Llull fue el máximo anotador, con 21 unidades (3/5 en triples, 5/8 en dobles y 2/2 desde la línea de libres), además de 5 asistencias en 21 minutos.

En el Obradoiro, no fue parte de la rotación Fernando Zurbriggen por segunda semana consecutiva. Braydon Hobbs fue el máximo goleador del equipo, con 17 unidades.

Artículo anteriorComienza La Liga Federal Femenina
Artículo siguienteEl Manresa no pudo en la definición de la BCL