Foto: La Liga Contenidos

Las Finales de La Liga ya comenzaron a vivirse en Santiago del Estero. Con una conferencia de prensa realizada este lunes por la tarde en el auditorio del Centro Cultural del Bicentenario, con dirigentes de la competencia y representantes tanto de Quimsa como de Instituto de Córdoba, los dos equipos que se disputarán el título, se lanzó formalmente la serie que decidirá al campeón de la temporada y que arrancará a jugarse este sábado en el estadio Ciudad. Gran expectativa por esta apasionante definición pronta a comenzar, a la espera de dos equipos que prometen regalarnos un gran espectáculo y noches a estadios repletos.

Del lanzamiento fueron parte Gerardo Montenegro, Presidente de la Asociación de Clubes (AdC); los entrenadores Sebastián González (Quimsa) y Lucas Victoriano (Instituto); y los jugadores Mauro Cosolito y Gastón Whelan, capitanes tanto de la Fusión como de la Gloria respectivamente.

“Felicito el gran esfuerzo que hacen los dirigentes y cada uno de los clubes en todos estos últimos años con la crisis económica de nuestro país, que claramente influye”, comenzó explicando Gerardo Montenegro“El sólo hecho de que se hayan esforzado por formar planteles competitivos y toda la infraestructura que rodea a la competencia de La Liga, hace que lleguemos muy bien. Estamos contento de que sobrevivimos a la pandemia, teniendo en cuenta que el fútbol como deporte profesional pudo reactivarse en el 2020 y nosotros también lo hicimos en ese año, siendo la única competencia de deporte colectivo profesional que han cumplido con La Liga Nacional, La Liga Femenina, La Liga de Desarrollo, las Ligas Federales, y todas las competencias nacionales del básquet las hemos podido sostener. Y eso fue gracias al esfuerzo de todos los dirigentes, con una gran comprensión y apoyo de los jugadores, cuerpos técnicos, acompañando los esfuerzos que se hicieron. Todos hemos puesto el hombro y ahora estamos en una etapa positiva”, agregó el máximo dirigente de la AdC.

Sebastián González, DT de Quimsa, dio sus sensaciones de llegar a unas nuevas Finales con el equipo fusionado y la posibilidad de vivir esta definición de locales, recordando que La Liga del año pasado se desarrolló de manera íntegra en los estadios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y que recién para esta misma temporada se pudo volver a viajar y a jugar en los diferentes recintos del país que conforman nuestra competición. “Con Quimsa me ha tocado estar en definiciones que eran de otra forma por la situación sanitaria. Hoy estar con gente, y me parece con las dos canchas colmadas, nos pone orgullosos porque a eso nos debemos. El básquet profesional es a su gente y a las emociones que podamos trasladar, y esperemos dar lo mejor”, dijo el técnico cordobés.

Por su parte, Lucas Victoriano, entrenador de la Gloria, resumió el arduo camino que realizó su equipo para llegar a esta instancia y contó: “Es un orgullo poder representar a Instituto en estas Finales, después de transitar todo un largo camino de una Liga muy pareja donde creo que a diferencia de años anteriores en esta temporada hubo una paridad enorme tanto en la parte baja, medio como la de arriba de la tabla. Estamos muy contentos de estar acá, fueron series de playoffs muy intensas y parejas, y también pienso que merecidamente finalistas. Espero que los dos equipos podamos dar un buen espectáculo y que se pueda disfrutar de la vuelta de la gente a las canchas”.

Mauro Cosolito, capitán y emblema de Quimsa, dijo sentirse agradecido por llegar a estas Finales recordando que es el segundo año consecutivo que tanto sus compañeros como él acceden esta serie final por el título. El año pasado no pudo ser ya que cayeron ante San Lorenzo, por lo que el alero santafesino sabe que hoy están ante una oportunidad de revancha. “Estamos contentos. Somos varios los que venimos del año anterior y estamos con muchas ganas, con mucha experiencia. Nos dolió mucho lo vivido el año pasado, y creo que eso es una motivación para nosotros. Después de aquel quinto juego cada uno se volvió a casa con hambre de revancha, y lo bueno que tiene el básquet es esto, que estamos acá de nuevo para tratar de lograrlo. Tenemos un muy buen equipo enfrente, lo sabemos, pero queremos lograr lo nuestro. Somos conscientes de lo que hicimos. Lo que ganamos previamente con Quimsa lamentablemente no lo pudimos celebrar y disfrutar con nuestra gente, así que vamos a disfrutar mucho la vuelta del público a las canchas en estas Finales. Somos agradecidos de estar acá”.

También dio su parecer el capitán de Instituto, el base cordobés Gastón Whelan, que recordó las Finales que se le escaparon a su equipo en la 2018/19 y también toma esta nueva oportunidad como un gran desafío por superar. “Tuve la suerte de participar en las Finales que jugamos contra San Lorenzo en su momento. Esa vez nos tocó perder, pero creo que el ahora volver a unas Finales representa una nueva oportunidad. No es fácil llegar, con mis compañeros estamos siempre contentos de representar y siempre buscando dejar a Instituto en lo más alto posible. Si bien tuvimos la posibilidad de haber sido campeones del Súper 20, sabemos que esta es otra instancia, que sería el primer título de Liga Nacional para el club, que es tan deseado porque los 20 equipos quisieran estar en esta situación. Estamos contentos y con ganas de dejarlo todo para poder conseguirlo”.

Artículo anterior¡Independiente es el Campeón de la Conferencia!
Artículo siguienteKyle Lowry, lapidario con el balance de temporada